SIN INTERMEDIARIOS. POR UN COMERCIO JUSTO.

"...Cuando me preguntan si soy agricultor,siempre contesto que soy un hombre que no solo cultivo, sino también observo, me preocupo e intento dar armonía a mi entorno y que todo ello, me lleva con mi esfuerzo creativo a sacar frutos de mi huerta, sin mermar la fertilidad de la tierra y de proporcionar productos que contribuyen a la salud de los demás, sin contaminar la tierra, el agua, el aire que nos son esenciales, modelando la belleza del paisaje, alimentando el cuerpo y el espíritu. Sí, agricultor soy... De ahí nace Bobalén ecológico".

lunes, 30 de diciembre de 2013

LAS COLES DE AYER Y DE HOY






   El otoño y el invierno es un buen momento para recuperar la humildad y volver la vista a las verduras, relegadas muchas veces como parientes pobres de la cocina, cuando tienen tantas propiedades. Por ejemplo las coles, una amplia familia de brasicáceas. Podemos encontrar la planta silvestre en zonas marítimas y costeras de Europa occidental y del contorno

mediterráneo, de la que han evolucionado gran diversidad de coles cultivadas que nos sirven como forraje, como alimento y como medicina. Su variedad se debe a que tiene una capacidad de adaptación superior a la de cualquier otra verdura y a milenios de selección y cultivo que han permitido cambiar los caracteres en todas las partes de la planta. Ya sea en el color y forma de las hojas (de color verde, amarillo, morado, o lisas, rizadas, acogolladas, abiertas...); en las flores (coliflor blanca, rosa, brócoli, romanesco...)en el tallo (coles de Bruselas, coles de tallo alto...) o en las raíces (colinabos, colirrábano...).

   En sopas y guisos ha sido tan popular que aparece en los cuentos infantiles europeos como el lugar de donde proceden los niños y en muchos hogares decir "berza" era sinónimo de comida. La tenemos a mano durante casi todo el año, al menos desde septiembre hasta marzo sin interrupción, y es sabido que las coles más apreciadas, por ser más "dulces" o suaves, son las que han sufrido una helada. Pero no porque el hielo la ablande, sino porque con el frío la planta ralentiza su metabolismo mientras que la fontosíntesis la elaboración de azúcares continúa.


   El consumo habitual, unido a la labor de generaciones de hortelanos, ha logrado variedades locales especialmente delicadas y sabrosas. Por ejemplo, y cito sólo algunas de las más próximas entre nosotros, tenemos la "col rizada", la "pikoluse" de primavera en el País Vasco y las "coles ´asa de cántaro´, la ´corazón de buey´y la ´berza amarilla. Consumir local y de temporada es aprovechar todas las vitaminas y minerales que aporta un alimento. En el caso de las verduras un aporte mayor que el de las frutas, y con menos calorías. La col puede contener 50mg de vitamina C por cada 100g, si es col lombarda 60 mg, como una naranja y las coles de bruselas 8 mg. Además, son ricas en hierro y en sustancias protectoras ante enfermedades graves como el cáncer, especialmente el brócoli, como la confirman estudios recientes.

   Como alimento en crudo la col fermentada, el choucrout, es algo a redescubrir. Lo preparan los alemanes, daneses, suecos, rusos e ingleses, y hace siglos era una de las provisiones más interesante para llevar en sus navíos. No solo por sus propiedades alimentarios sino también como prevención ante el escorbuto. Cocidas en agua, pierden en parte las vitaminas y minerales, pero quedan en el caldo, de ahí lo interesante de tomarlo, y siempre de verduras lo más frescas posible. Me las imagino como cataplasma internas, suavizando y calmando el interior de nuestras cavernas orgánicas, filtrando líquidos y barriendo impurezas del palacio de nuestro estado de ánimo, repintando de rojo y rosa bermellón desde la lengua y las encías hasta el forro de todos los músculos y conductos, rejuveneciendo aquí y allá para despertarnos de nuevo la capacidad de respirar bien, de reír, de caminar, de compartir vida.

Pastel de Plátano y coco


   Receta muy festiva para estos días, donde el coco es un fruto extraordianriamente energético que facilita la digestión, y cuyo aceite tolera bien quienes tienen el colesterol alto. El plátano, por su parte, tiene un alto contenido en féculas y azúcares; se trata de un alimento muy energético, que es sobre todo rico en vitaminas A y B y -al igual que el coco- en fósforo, potasio y magnesio. De este modo, la cualidad nutritiva más destacable de este pastel es su elevado contenido en minerales.





INGREDIENTES (para 6 personas)

- 4 plátanos maduros
-100 g de copos de coco
- 60 g de azúcar integral
- 2 huevos                                                                
- 1 pizca de canela
- 3 cucharadas de levadura
- 300 g de harina integral
- 1 cucharada de semillas de sésamo
- 200 g de mantequilla

PREPARACIÓN

1º  Pelar y aplastar los plátanos hasta conseguir una masa homogénea
2º Mezclar la harina y la levadura, y añadir el azúcar, los huevos, la canela, los copos de coco, los plátanos y la mantequilla. batirlo todo bien
2º Verter la masa en un molde engrasado con mantequilla y espolvoreado con semillas de sésamo. Introducir en el horno (precalentado a 190ºC), durante 1 hora.

INDICADO PARA:
- Deficiencia de minerales y vitamina A

Invitación próximo mercadillos: Málaga, Huelin. Cala de Mijas: Boulevard

                                      NUESTRA ECONOMÍA, LA DE CASA 

      Llevamos algún tiempo en el cual está marcado por el vigoroso regreso de la agricultura al plano mediático: haces años con las vacas locas, escándalos alimentarios, negociaciones internacionales. Hasta las contrariedades meteorológicas (ahora la ciclogénesis explosiva), reveladas por la incapacidad de nuestro entorno para ser un regulador eficaz, me llevan a preguntarme sobre el sentido de la agricultura y su papel en nuestra sociedad.

   Una época en la que nuestro confort occidental se considera que nos pone al abrigo del hambre, en la cesta de la compra no tiene mucho peso en los gastos familiares, en la que las preocupaciones de cada día giran alrededor del bienestar, del ocio, del dinero (que se vuelve lúdico, pues "se juega" a la bolsa), en la que se piensa que todo es factible con las nuevas tecnologías (ir a todas partes, saberlo todo instantáneamente). Es curioso que precisamente una necesidad primordial y básica, como e la de alimentarnos, ha hecho sonar las alarmas y nos ha sacado de nuestro letargo.

   Numerosos profesores y nosotros mismos preferimos iniciar a nuestro niños, jóvenes a comunicarse vía internet, lo que hacen para relacionarse con otros jóvenes de la calle de al lado, antes que enseñarles a familiarizarse con los gestos concretos que han edificado nuestra sociedad: como es conocer las viejas habilidades y los ricos conocimientos que nos han brindado nuestros antecesores como: cultivar la tierra, amasar pan, construir, conocer las plantas silvestres comestibles, leer en la naturaleza...

 Nuestra preocupación principal ya no es la de nuestras necesidades primarias y lo que conllevan: la agricultura, el paisaje, la regulación de nuestro entorno, sino otras, como por ejemplo el coche, el móvil, facebook, que es tecnología, y que hoy se han convertido en indicadores de "buena salud " económica, mucho más que unas buenas cosechas, y en el peso de los gastos familiares las tecnologías y el coche sobrepasan a los gastos alimentarios. Sin contar el prestigio, la imagen "al volante" que tenemos con nuestro caparazón rodante, mientras que lo que hay en nuestro plato, francamente ¿como realzarlo ante los demás?.

    Entiendo que cualquier persona de los que os acercáis al mercadillo o bien me pedis a domicilio sois más o menos desconocedores de las prácticas en agricultura en su conjunto. Os cuento: la agricultura no cuenta más que con unos 700.000 agricultores, pero río arriba lo que orienta la agricultura (maquinaria, investigación, politicos, fitosanitarios, química, tecnología punta, etc) rio abajo los que sacan una plusvalía (industria agroalimentaria, distribución) forman un gigantesco conjunto socioprofesional cuyos intereses están ligados a una agronomía productivista, la "explotación" agrícola en general que conocemos.
   Si esto se le añade la falsa idea de que el consumidor debe pagar menos por su comida, entonces promovemos una agricultura intensiva, insolidaria, explotadora donde el alimento en sí y la persona o consumidor final es lo de menos. 

   Gracias por visitar el mercadillo, gracias por vuestra compra porque de alguna manera hace que en el campo haya una transformación de sus gentes y de sus técnicas....y contribuís a que agricultura y persona vayan de la mano intentando mejorar una sociedad y que respeto y solidaridad sea esa bandera de una nueva manera de hacer agricultura....JOSE MARÍA.

                                OS ESPERO ESTE FÍN DE SEMANA EN:

        SABADO DÍA 28 DICIEMBRE MÁLAGA, PARQUE HUELIN
        DOMINGO DÍA 29 DICIEMBRE CALA DE MIJAS, BOULEVARD 
                                  HORARIO: 10.00 A 14.00


Me podéis seguir en bobalenecologico.blogospot.com
                                    ondacero Marbella(97.4) martes 12,30-13-30

lunes, 9 de diciembre de 2013

LA CALABAZA





   Nada tan otoñal e invernar en su consumo ni tan veraniega en su cultivo.







Ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre
Elimina de mucosidades los pulmones, bronquios y garganta.


Es rica en antioxidantes.
Su zumo es laxante y desintoxicante .
Contiene gran cantidad de de Potasio (entre 140 y 360 Mg.) ,vitamina C, Betacaroteno y en menor cantidad vitamina E y B1
Por su bajo contenido en calorías y grasas es recomendada en dietas de pérdida de peso, eliminando líquidos retenidos y regulando el azúcar de la sangre, desapareciendo así, la ansiedad frente al dulce.
Cuida la vista

La calabaza es un alimento rico en beta-caroteno, sustancia que tras ser absorbida en nuestro cuerpo se transforma en vitamina A o retinol. Ésta resulta esencial para la visión, el buen estado de la piel, los tejidos y para el buen funcionamiento de nuestro sistema de defensas.

El mecanismo que explica la relación de la vitamina A con la vista se relaciona con una forma activa de dicha vitamina, el 11-cis-retinal. Ésta combina con una sustancia orgánica (opsina) con la que forma un compuesto activo llamado rodopsina que se encuentra en la retina del ojo humano. Los rayos de luz de baja intensidad descomponen la rodopsina de los bastoncillos (receptores sensibles a luz que hay en la retina) y por medio de una serie de reacciones químicas se produce la excitación del nervio óptico y origina en el cerebro estímulos visuales. De este modo, cuando no hay suficiente cantidad de vitamina A, se produce ceguera nocturna porque los bastoncillos son sensibles a la luz de baja intensidad. Así, el consumo de hortalizas como la calabaza o la zanahoria (la más rica en beta-caroteno) puede resultar muy útil para quienes padecen problemas oculares, como fotofobia, sequedad ocular o ceguera nocturna.

Exceso de peso 

La calabaza es un alimento de bajo valor calórico. Su principal componente es el agua y su contenido en azúcares es de sólo el 5%. Además, la presencia de grasa es casi inapreciable. Por contra, proporciona una cantidad de fibra a tener en cuenta, lo que, unido a las menos de 30 calorías que aporta por cada 100 gramos, la convierte en una hortaliza recomendada en dietas de control de peso.

Mejora el tránsito intestinal                                        


La cantidad de fibra presente en la calabaza, además de aportarle un valor saciante, hace que esta hortaliza resulte ligeramente laxante, es decir, contribuye a mejorar el tránsito intestinal.

Prevención de enfermedades 

El beta-caroteno, como sustancia de acción antioxidante, al igual que la vitamina E y C, neutraliza los radicales libres. De hecho, el consumo frecuente de calabaza contribuye a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y de cáncer.

Los antioxidantes bloquean el efecto dañino de los denominados "radicales libres". La respiración en presencia de oxígeno es esencial en la vida celular de nuestro organismo, pero como consecuencia de la misma se producen unas moléculas, los radicales libres, que ocasionan a lo largo de la vida efectos negativos para la salud a través de su capacidad de alterar el ADN (los genes), las proteínas y los lípidos o grasas (oxidación).

En nuestro cuerpo existen células que se renuevan continuamente (de la piel, del intestino... ) y otras que no (células del hígado... ). Con los años, los radicales libres aumentan el riesgo de que se produzcan alteraciones genéticas sobre las primeras, lo que favorece el desarrollo de cáncer, o bien reducen la funcionalidad de las segundas, característica del proceso de envejecimiento.

Existen situaciones que aumentan la producción de radicales libres: el ejercicio físico intenso, la contaminación ambiental, el tabaquismo, las infecciones, el estrés, dietas ricas en grasas y la sobre exposición al sol.

El valor de los antioxidantes en la prevención de enfermedades cardiovasculares es hoy una afirmación bien sustentada.

Se sabe que es la modificación del llamado "mal colesterol" (LDL-c) la que desempeña un papel fundamental tanto en el inicio como en el desarrollo de la arterosclerosis.

Los antioxidantes pueden bloquear los radicales libres que modifican el llamado mal colesterol y contribuir a reducir el riesgo cardiovascular y cerebrovascular.

Asimismo, la calabaza se recomienda a quienes tienen un mayor riesgo de sufrir carencias de vitamina A, quienes siguen dietas bajas en grasa o personas cuyas necesidades nutritivas están aumentadas (periodos de crecimiento, embarazo y lactancia materna). De la misma forma, el consumo de alimentos ricos en vitamina A es recomendable para personas propensas a padecer infecciones respiratorias (faringitis, laringitis o bronquitis) o con la piel seca y escamosa.

Diurético y depurativo 

Las calabazas son hortalizas ricas en potasio y pobres en sodio, lo que les confiere una acción diurética que favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo. Son beneficiosas en caso de hipertensión, hiperuricemia y gota, cálculos renales y retención de líquidos. La razón es que el aumento de la producción de orina favorece una mejor eliminación de líquidos junto con sustancias de desecho disueltas en ella como ácido úrico, urea, etc.

Facilita las digestiones 

La pulpa de la calabaza, por su riqueza en mucílagos, ejerce una acción emoliente (suavizante) y protectora de la mucosa del estómago. Gracias a esta propiedad, su consumo está indicado en caso de acidez de estómago, dispepsia (mala digestión), pirosis, gastritis o úlcera gastroduodenal de evolución favorable.
__________________

Sembrando ajos

   Información que me pidió mi amigo Paco de Marbella, para que le comentase sobre las siembra de ajo
                                                                                                                 

 En estas fechas de primero de diciembre me voy a disponer a sembrar ajos, hay que tener cuidado al elegir la zona de la parcela para tal siembra, ya que el ajo es muy sensible al exceso de humedad, por eso el cultivo en caballón o lomo es el ideal, sobre todos en lugares húmedos y en tierras de bujeo. Aunque en extensivo no se suele hacer caballón por su elevado coste, de todas maneras hacen un aporque con el cultivador. 

Prepararemos la tierra fina y suelta, abonada con materia orgánica gracias a un compost bien descompuesto -fresco no le gusta- incluso podría servir el abonado del año anterior. Un exceso de nitrógeno provocará gran desarrollo de las hojas en detrimento de los bulbos. Interesaría aplicar un complemento eventual de fósforo o potasio, bien cenizas de los restos de podas de los naranjos que hemos eliminado quemándolos, o bien se puede adquirir un abono ecológico (Patenkali), rico en fósforo y potasio.  Recomiendo la siembra cuando la luna se halle en cuarto menguante, en luna descendente y día raíz según el calendario biodinámico.  La siembra hay que realizarla muy superficial, un refrán lo describe muy bien cuan se dice "que el ajo te vea cuando te vas". 

Al sembrar se deja entre ajos una distancia de 10 cm y entre líneas unos 30 cm, no hay que ponerlos muy juntos, para facilitar el binado, Hay que recordar no sembrar ajos, donde previamente hubiese estado cultivado de otras liliácea (cebollas, puerros...). Es muy intolerante a su monocultivo y darán cabezas muy pequeñas. Lo ideal es rotarlo con un cereal leguminosa y es muy interesante asociarlo con lechugas, zanahorias, remolacha... y recordad que la cosecha es sobre junio en seco y si busca ajete, id cosechando conforme las plantas vayan creciendo.

viernes, 6 de diciembre de 2013

INVITACIÓN PRÓXIMO MERCADILLO MARBELLA Y FUENGIROLA

... Mi insustituible café mañanero de los lunes no podría ser de otra manera. El escenario es concreto: seis y cuarto de la mañana, temporeros, agricultores de la zona, algún que otro trabajador de la construcción...menos funcionarios...mi mitad con leche templada...y todos con la leche a flor de piel.... La queja se ha vulgarizado. Todos literalmente conocemos los rasgos principales del preocupante diagnóstico sobre el mercado laboral, sobre el estado del bienestar y sobre la sociedad en general, y por supuesto la agricultura y agricultores no podíamos escapar de tal tesitura. Mis compañeros de tertulia, agricultores convencionales, llevan toda la semana quejándose de lo improductivas de sus tierras, de las especies vegetales..."que son frutos que no saben a nada", el precio de los abonos minerales, que el insecticida que llevan utilizando para el control de plagas, ya no hace nada...en fín...

   Ya previeron nuestros antiguos y denunciaron las rupturas que las malas prácticas agrarias ocasionaron no ya en lo natural, por obvio y hasta necesario, sino, ante todo, en la posibilidad de la propia actividad agrícola y ganadera...recordar a Teofrasto primer ecólogo, que lamenta la erosión, la desecación y entiende la relación existente entre clima, suelo y distribución de las especies vegetales. Plinio considera a muchos campesinos de su época como traidores que envenenan a quien todo lo da, es de decir a la tierra.

   Este modelo de cultivar la tierra ha sido un modelo, en el cual sólo existe una receta, el aumento continuado de riqueza a través de la tierra, eliminando cualquier organismo que se considerara competencia con sus cultivos,  cuando la diversidad es así mismo la característica no sólo de la Naturaleza sino también de nuestra condición humana. Hay otros modelos de hacer agricultura, que no resultan nuevos, aunque lo parezcan por su condición de minoritarias. Incluso pueden ser enumerados por miles, si incluimos a los que ya no están, que desparecieron o extinguidos en su desigual contienda con lo que imperaba en los años 80: conversión de la agricultura extensiva en intensiva y el monocultivo, apoyada desde la misma administración. Cuando probablemente nada resulta más triste que no haber tenido la oportunidad de reflexionar sobre la enorme cultura de lo oficialmente minoritario. Pero por suerte, nos queda suficiente información para recordar a algunos de esos "raros" que, antes o todavía hoy, se aproximaron a lo que menos pesa y ocupa, pues sólo tienen como residencia un nombre: UTOPÍA. Nada más hermosamente humano que el deseo de volver a empezar. Y, seguramente, nada tan oportuno, ahora, como intentarlo. 

 Sólo que conviene aprovechar lo que la ciencia y las culturas solidarias nos propone para esa tarea de reconstruir lo vivo por un lado y lo digno por otro. A mis amigos se lo explico así, que recuperen la esencia de la tierra, la esencia de intentar realizar una agricultura con respeto a todo. Les explico que buena parte de los procesos de desirtificación, de la contaminación de suelos y aguas, la pérdida de diversidad natural y cultural, de la destrucción del paisaje tiene como principal causa el derrumbe del íntimo sentido de las prácticas agrícolas, ganaderas y de la silvicultura, pero también les digo que todas esas causas, podrían retroceder seriamente y hasta desaparecer con la generalización de una correcta actividad en el sector primario: es lo que llamamos AGRICULTURA ECOLÓGICA.

   Confundidos por el apremio del siglo que nos acoge, los agricultores dejaron de cosechar para convertirse en cosecha, pero la industria que no puede tener leyes más lejanas a las que rigen a los medios naturales. Prisa y rendimiento crecientes y tecnología dura ocuparon todos los horizontes. La química que tanto ha simplificado y por supuesto, también ayudado, se revela como un gravisimo deterioro de los suelos vivos y de la práctica totalidad de los acuiferos. A la aniquilación de las comunidades zoológicas de los terrenos agrarios pronto se sumó una drástica disminución de las especies animales y plantas domésticas. La maquinaria pesada, al´mismo tiempo, demandó campos más grandes con lo que muchos paisajes fueron despojados de sus mejores adornos: árboles y setos.
   Aunque mucho más preocupante resulta la lenta desaparición de costumbres, saberes, tradiciones, hospitalidad, artesanías, y formas de usar sin abuso el entorno natural, es decir de culturas. . Pero sobre todo me preocupa la desaparición de la belleza, de esa armonía que se posaba sobre los campos cultivados,  y que únicamente recuperaremos de la mano de la Agricultura que considere también como competencia propia lo estético...jOSÉ MARÍA.


                              OS ESPERO ESTE PRÓXIMO FÍN DE SEMANA EN:

                SABADO DÍA 7 DE DICIEMBRE: MARBELLA, EXPLANADA DE ELVIRIA
                DOMINGO DÍA 8 DE DICIEMBRE:LAS LAGUNAS, AVENIDA LOS LIRIOS

                                   DONDE SEGUIREMOS COMPARTIENDO

Me podéis seguir en 
OndaceroMarbella(97.4) todos los martes de 12,30 a 13,30

lunes, 2 de diciembre de 2013

Boniatos Día de Acción de Gracia


Receta dada por mi amigo Jeff (estadounidense) y Javi, que es típica hacerla en el Día de Acción de Gracia, con su familia y amigos...muchas gracias Jeff y Javi de Fuengirola, por compartirlo conmigo, y aparte estan riquísimos....
  





Ingredientes: (Muy flexible!)

3 Boniatos                                              
Mantequilla, margarina o aceite
Azúcar moreno  
Jarabe de arce (o miel)
Nueces
Una pizca de sal

Elaboración.Limpiar bien los boniatos y poner agua a hervir, echar los boniatos y hervir hasta que están mas o menos hechos (puedes probar por meter y sacar un tenedor fácilmente)
Sacarlos del agua, dejar enfriar un poco para poder manejarlos. Pelarlos, y cortar los por la mitad (por lo largo). Colocarlos en una bandeja de horno. Echar por encima un poco de todo el resto de los ingredientes. Ahora lo puedes dejar en el frigo para hornear luego o meterlos directamente en el horno, unos 20-30 mins.



Los pesticidas matan silenciosamente

               Cuando se cumplen 50 años del libro "Primavera silenciosa"

   El libro de la científica americana Rachel Carson "primavera silenciosa", el primero en denunciar los estragos y peligros de los pesticidas para la vida del Planeta, incluidos los seres humanos, fue calumniado y denostado en su día. En la actualidad la Organización Mundial de la Salud cifra en 220.000 las personas que a causa de los pesticidas mueren cada año en el mundo. Este dato lo pusieron de relieve la Fundación Vivo Sano y la Organización para la Defensa de la Salud en la "Semana sin Pesticidas", del 20 al 30 de marzo simultáneamente en 19 países. Como cada año se organizaron desde acciones simbólicas en el Parlamento Europeo a congresos, conferencias de prensa, etc. Todo para concienciar de la urgencia de una primavera sin venenos, es precisamente en esa hermosa estación cuando más pesticidas se utilizan, exponiendo a todos a un riesgo directo o indirecto a través de los alimentos, el agua, el aire, los productos de limpieza y los plaguicidas en huerto y jardín.

   Según los responsables de la campaña en España, hay restos de plaguicidas en las frutas y verduras convencionales -en el 75% de las naranjas, el 60%del resto de las frutas y en el 35% del arroz- que se acumulan en la grasa del organismo, sin que pueda afirmarse que haya una cantidad mínima segura. El consejo se da por los gobiernos a los consumidores es lavar y pelar las frutas y hortalizas, con las pérdidas vitamínicas que esto conlleva, cuando lo único seguro en consumir alimentos ecológicos.

   Este año, en la Semana sin Pesticidas se denunció que, a pesar de la progresiva prohibición y retirada del mercado de los más peligrosos para la salud, los pesticidas siguen siendo un peligro diario, especialmente para niños y embarazadas. Nadie puede calcular los efectos a medio y largo plazo de cada sustancia ni de las combinaciones al aplicarlos o por su acumulación en la cadena trófica y en nuestro organismo.
   
                                                                                      Más información:
                                     www.vivosano.org/es_ES/Proyectos/Semanacontralsopesticidas.aspx


Zanahoria esencial

         
                    Fácil de digerir, es una gran fuente de betacaroteno o provitamina A
                                                Pocas cosas son tan sencillas y reportan tantos beneficios para la salud como coger una zanahoria, lavarla y comérsela tal cual. Los efectos positivos empiezan en el momento en que se introduce en la boca: al masticar limpia la dentadura, desarrolla los músculos de la
mandíbula y estimula la secreción de saliva que facilita la digestión. Por estas razones y muchas otras constituye un tentempié y un ingrediente casi imprescindible.


Rica en betacaroteno vitaminas y hierro
   La característica más destacada es su contenido en betacaroteno. Este pigmento, causante de su intenso color, se convierte en el organismo en vitamina A. Como tal es un aliado de la salud de la vista, la piel, las mucosas y el cabello. 

   El betacaroteno es también una sustancia antioxidante que preserva los tejidos del cuerpo de la degeneración causada por los radicaes libres. Se ha demostrado que protege frente las enfermedades crónicas y degenerativas, como cardiopatías, apoplejía y ciertos tipos de cáncer: de pulmón, de vejiga, de próstata, de colon, de cuello de útero, laringe y esófago.
   Las vitaminas C y E, también presentes en la zanahoria, son asimismo antioxidantes que coalaboran con el betacoroteno.

   La zanahoria resulta además muy digestiva. En caso de problemas gástricos o tras un ayuno, el caldo y el puré de zanahorias son un remedio sin par. La fibra desempeña un papel importante en este sentido y ayuda a controlar el colesterol. 


   Su contenido en hierro hace de la zanahoria una hortaliza antianémica. Otros minerales que se encuentran en proporciones significativas son el magnesio, el potasio, el calcio, el fósforo y el yodo. La zanahoria se utiliza como reconstituyente en caso de apatía o cansancio injustificado. El zumo de cuatro zanahorias, una manzana y un dado de jengibre fresco componen una receta vitalizadora eficaz.

Aliada de la vista y de la piel.
   La dificultad para ver bien de noche es uno de los síntomas que provoca la deficiencia de vitamina A. Tomar zanahorias con regularidad permite mejorar la visión nocturna. Este efecto beneficioso se debe a que la vitamina A, además de favorecer la salud del nervio óptico, se combina con a una proteína, la opsina, en los bastoncillos de la retina para formar rodopsina, una sustancia que nuestro ojo necesita para adaptarse a la luz.

   Además, su consumo habitual estimula la producción de melanina en la piel y la protege de la acción de las radiaciones solares UVA y UVB, que pueden dañar las células hasta el punto de favorecer la aparición de cáncer. Cuanto más oscura sea la zanahoria, más betacaroteno suele contener. Es importante recurrir a las de cultivo ecológico porque no es necesario pelarlas. Las demás pueden lavarse bien y pelarse con un buen pelapatatas en vez de rasparlas, pues de ese modo el corte no se oxida.

Nutrición esencial
propiedades. Es anticancerígena, favorece la salud de las mucosas, la piel y el cabello. Es imprescindible para el buen estado de los ojos y en especial para la visión nocturna. Protege frente a las enfermedades del corazón.
100 gramos de zanahorias aportan 41 calorías, el 165% de la cantidad diaria de provitamina A, el 26% del hierro, el 20% de la vitamina C y el 14% del ácido fólico.


                                                     LOS ABUELOS

   ...Pensé en ir a buscarte, pero te imaginé con tu bracito escayolado intentando hacer tus mundos sobre el papel con tus pinturas y decidí no interrumpirte. Además tu vienes conmigo muy a menudo y compartimos experiencias que nunca podremos olvidar. En cambio son escasas las excursiones que hago con los abuelos por el campo, por la zona dónde pasaron parte de su infancia.

   La tarde estaba tan poco definida como nuestra ruta y tan pronto salía el sol, como amenazaba tormenta. Todo parecía dejarse a la improvisación,  y por momentos, disfruté del relax de la inexistencia de esquemas previos.
   Tomamos el camino de subida a la  Sierra, caminábamos sorteando acebuches y almendros que nos acompañaban a lo largo del camino.
    -¿vais bien?- les pregunté a los abuelos conociendo de antemano la respuesta
    - ¿Hombreeee...!, dijeron al unísono.
  Los abuelos no se quejan nunca. Quizá recuerdan sus años mozos y la dureza de su vida y, por eso, todo les parecen bien. Ascendimos  entre carrascas hasta la cima del primer cerro. La paronámica que se divisaba era impresionante. Kilómetros y kilómetros de tierras multicolores hicieron volar mi imaginación y la de tus abuelos,  atrás y adelante en el tiempo. 


Traté de adivinar cuánta ilusión, cuánta vida se guardaba en cada pizca de tierra ocre, en cada mancha blanquecina de de las casas desiminadas por todo el valle. Y te eché de menos, José María, Hubiese querido tenerte cerca, respirar aquel aire de pinos contigo y percibir el silencio de las alturas escasamente herido por el leve silbido del viento. Tus abuelos compartían recuerdos, sueños y aventuras  de las viejas casas que veían a lo lejos.  Se veían de niños jugando en el Arroyo de Val de Real, que serpenteaba a lo lejos, cada mirada oteando el horizonte, parándose en cualquier elemento del paisaje,  era un viaje a a aquellos lugares de juventud, era una incontenible evocación de lances y anécdotas vividas, hasta le vinieron a la memoria todos sus amigos de la infancia, y hasta su perro negro que se llamaba "como tú", que según tu abuelo, solo le faltaba hablar.

   El arroyo se mantenía en la ladera, aguantando el tipo, abandonado, Es dónde vivieron tus abuelos cuando eran pequeños. Hoy no vive nadie, solo se alza  los árboles desnudos y los pequeños huertos de cuidadas lindes, las higueras, los perales; el imponente nogal tan viejo como las casas; la estrecha senda que asciende al pueblo desde la huerta..y pensé cuantas ilusiones, cuánto esfuerzo por sobrevivir, cuánta mano encallecida dominó los pedregales y encontró tierra amiga en la que sembrar, cuánto sudor, cuántos fríos, cuántas esperanzas...Cuántos ojos miraron aquel cielo y se fueron, como las nubes para no volver. 

 -Esa es la casa de Barbarita -comentaba abuela. De jóvenes veníamos a segar aquí y había que tener mucho cuidado con las víboras. Si dejabas la ropa en el suelo, antes de cogerla tenías que inspeccionarla sin no quería llevarte un disgusto. Ahora  -añadió- no deben quedar en el Arroyo ni siquiera víboras...

   Y casi acertó. El pueblo ofrecía un aspecto desolador presidido por una iglesia que, falta de feligreses ha sufrido la decadencia en sus muros y tan solo muestra patéticas ruinas.

   Seguiamos caminando, cuando llegamos a la casa, dónde mis padres pasaron parte de su juventud...y les dije:

    -Vamos a pasar por un sitio que os gusta, ¡a ver si lo recordáis!

    ¡Y vaya que si los recordaban! Apenas divisaron las paredes de la vieja casa, con su pequeño huerto, se les alegró el alma. Empezaron a contarme lances y anécdotas de hace casi sesenta años a medida que situaba el escenario sobre cada rincón preciso. Cada desnivel, cada parte del huerto, contenían un detalle minuciosamente guardado en sus memorias y yo me sorprendía ante sus capacidades de identificación visual a pesar de la escasa agudeza visual de tus abuelos. O ¿Quizás tus abuelos veía con otros ojos, con los ojos de la impresión emocional del momento tan profundamente vivido?

 Seguramente, José María. Los hombres tal vez no podamos recordar lo que hicimos ayer, pero, sin embargo, somos capaces de revivir acontecimientos tan viejos como nosotros mismos porque aquel lejano episodio fue vivido intensa y conscientemente. Sólo aquello que vivimos consciente de lo que estamos viviendo es lo que perdura en nuestra memoria. El resto de las experiencias - que son la mayoría- apenas permanecen en nuestro recuerdo como algo global, sin matices. 

Los Abuelos vivieron tan intensamente los matices de aquellas experiencias que quedaron grabadas en su memoria para siempre.  Y quizás sus vistas no les permitan distinguir los detalles del terreno, o de la casa, pero el hecho de sentirse en él fue suficiente para activar su recuerdo emocional. Al abuelo José y a la abuela Josefina, desde hace tiempo tienen vista cansada y les han obligado a decir adió a muchas cosas que sus otras facultades aún pedían disfrutar. Pero aquellos ojos que tan pronto han envejecidos, no se dieron cuenta de que todavía son jóvenes. Y, mientras sus corazones vuelan hacia las paredes de aquella casa, sobre el huerto, sus ojos le reducían al sosegado paseo callejero por estas calles. 

Pero ellos hoy solo con cerrar los ojos han revivido lo que tanto entusiasmo conocieran de jóvenes -aunque quizá no recuerden lo que hicieron hacen tan solo dos horas -porque aquello lo vivieron plenamente.

   Ojalá José María, podamos tú y yo recordar un día que hemos abrazado al árbol y sonreído a las flores; que hemos visto nacer el Sol y contado las estrellas; que hemos sembrado...que hemos vivido....


                                                    OS ESPERO 
                            DÓNDE SEGUIREMOS COMPARTIENDO

                                    DOMINGO DÍA 1 DE DICIEMBRE
                                         ESTACIÓN DE CARTAMA

                          Parque Urbanización Los Naranjos Cártama-Estación
                                  junto mercadillo de todo los domingos