SIN INTERMEDIARIOS. POR UN COMERCIO JUSTO.

"...Cuando me preguntan si soy agricultor,siempre contesto que soy un hombre que no solo cultivo, sino también observo, me preocupo e intento dar armonía a mi entorno y que todo ello, me lleva con mi esfuerzo creativo a sacar frutos de mi huerta, sin mermar la fertilidad de la tierra y de proporcionar productos que contribuyen a la salud de los demás, sin contaminar la tierra, el agua, el aire que nos son esenciales, modelando la belleza del paisaje, alimentando el cuerpo y el espíritu. Sí, agricultor soy... De ahí nace Bobalén ecológico".

miércoles, 26 de octubre de 2016

Por qué la comida ha perdido sabor y qué ocurre cuando dejas a los niños comer lo que quieran

Hasta hace unas décadas, lo único que sabía a fresa era una fresa. Ahora las estanterías del supermercado están repletas de productos que imitan su sabor, desde yogures bebibles a galletas infantiles, desde barritas de cereales a golosinas de animales.
¿Cuántas fresas se utilizan para saborizar estos productos? En la mayoría de casos, ninguna. Es todo un gran engaño químico.
Dondeestalafresa
Añadir sabor artificialmente puede parecer algo inocente, pero encierra quizá una de las claves de la obesidad creciente.
Comer no es un acto racional de adquisición de nutrientes. Comemos por placer. Estamos programados genéticamente para buscar sabor.
Existe la idea de que todo lo que sabe bien nos sienta mal. Evolutivamente es una idea absurda. La realidad es justo la contraria: lo que sabía bien nos hacía  bien. El sabor es el lenguaje de los alimentos, nos da información sobre su capacidad de nutrición.
La estrategia para prosperar en la naturaleza es sencilla: come lo que más te guste.
Y ahora viene el problema. Dos cambios en las últimas décadas han desorientado completamente nuestro sentido natural del gusto:
  1. La comida real ha perdido sabor.
  2. La comida procesada ha ganado sabor.
Hoy analizamos estas dos corrientes y vemos algunas recomendaciones para mejorar la salud sin renunciar al sabor. Pero antes, exploremos por qué el sabor es el mejor nutricionista.

¿PODEMOS FIARNOS DE NUESTRO GUSTO?

Nuestro sentido del gusto es un radar finamente calibrado para indicarnos cuáles son los alimentos que debemos ingerir y cuáles evitar (detalleestudioestudio).
El sabor es el resultado de una compleja interacción entre nuestro cerebro, nuestro sentido del gusto, nuestro olfato y las capacidades sensoriales de nuestro propio intestino (estudiolibro).
Algunos creen que fiarse del gusto es rudimentario, cuando tenemos a tantos investigadores calculando las cantidades diarias recomendadas de calorías y micronutrientes.
Pero es un error ignorar la enorme inteligencia nutricional que albergan nuestros genes. Tras millones de años interactuando con nuestro entorno, nos hemos convertido en estrategas químicos, especialistas en descifrar el lenguaje del sabor. Veamos algunos ejemplos.
Muchos marineros con escorbuto sentían el impulso de comer hierba fresca y fruta en cuanto tocaban tierra (detalle). Milagrosamente se curaban en pocos días. Gracias a esta observación se empezaron a llevar limones a bordo, evitando el escorbuto en alta mar. Mucho antes de que se descubriera la vitamina C nuestro cuerpo sabía que la necesitaba y dónde encontrarla.
No buscamos únicamente calorías, sino nutrientes concretos. Los nutrientes esenciales tienen sabores especiales. Esto garantiza una ingesta adecuada. Distinguimos los sabores de aminoácidos, ácidos grasos y minerales (estudioestudioestudio), y su atracción varía según nuestro estado de nutrición.
Según este estudio, más de 20 componentes que contribuyen al sabor del tomate proceden de nutrientes esenciales. Lo que hace al tomate beneficioso es lo mismo que lo hace delicioso. Si tu tomate no sabe a nada, probablemente tampoco aporte mucha nutrición. Como indica el estudio, el sabor es un buen indicador de su valor nutricional.

¿QUÉ OCURRE SI DEJAS A LOS NIÑOS COMER LO QUE QUIERAN?

Quizá el mejor ejemplo de inteligencia nutricional innata viene de un antiguo estudio con niños que acababan de dejar la leche materna. Durante 6 años se les dejó comer lo que quisieran, en cualquier cantidad. Nunca habían estado expuestos a comidas procesadas ni habían visto comer a los adultos, para evitar comportamientos por imitación. Podían elegir entre 34 alimentos.
listaalimentosexperimento
Después de 6 años comiendo libremente, su salud era excelente. Todos crecieron adecuadamente y no había ningún caso de sobrepeso. Uno de los médicos supervisores los describió en un artículo del Journal of Pediatrics como “Los mejores especímenes desde un punto de vista físico que conocía entre niños de esa edad“.
Algunos datos interesantes del estudio:
  • Los niños no elegían lo más dulce, sino lo que su cuerpo necesitaba en cada momento. Comían más proteína en los años de mayor crecimiento, y más grasa o carbohidrato en los momentos de mayor actividad física.
  • No desayunaban leche con cereales. Cito literalmente del estudio: “Aunque cada dieta era diferente, todas incluían múltiples alimentos, y en ninguna predominaban los cereales y la leche, a pesar de ser lo que se considera apropiado hoy“. Es decir, la leche con cereales no es una combinación natural, sino el resultado de un marketing brutal, que ha convertido al desayuno en la peor comida del día.
  • Eran creativos. Hacían mezclas “extrañas” pero nutritivas: un niño desayunaba hígado con jugo de naranja, otro cenaba huevos con plátano y leche.
  • Sabían usar la comida como medicina. Durante un brote de mononucleosis comieron más hígado, zanahoria y remolacha. Uno de los niños sufría raquitismo (deficiencia de vitamina D) al inicio del estudio. De manera voluntaria tomó aceite de hígado de bacalao, hasta que se curó. Una vez curado, dejó de tomarlo.
Por un lado, este comportamiento es sorprendente. Por otro, es totalmente coherente. Sería una desventaja evolutiva para cualquier especie carecer de mecanismos precisos (como el sabor) que guíen a la mejor nutrición.
El estudio es de los años 30, pero ya intuían cosas que hoy todavía se les escapan a muchos especialistas. Así es como los investigadores explican el resultado: “El truco (si le podemos llamar así) está en la lista de alimentos. Sin ningún producto procesado, reproducimos en gran medida las condiciones bajo las que viven muchas poblaciones primitivas alrededor del mundo, que siguen dietas hoy validadas por la ciencia y con excelentes aportes nutritivos“.
Es un estudio fascinante, pero con limitaciones importantes: No había grupo de control ni un buen manejo estadístico de las más de 30.000 comidas registradas.
Por motivos éticos sería imposible plantear un estudio similar hoy. Para validar sus conclusiones debemos analizar estudios con animales y, curiosamente, arrojan datos similares:
  • Las ovejas  seleccionan plantas con más contenido en los minerales donde son más deficientes (estudio).
  • Los monos prefieren las partes de las plantas con más nutrientes (estudio).
  • Ante una infección, el gusto de los animales cambia para buscar alimentos que contengan defensas naturales contra el invasor (estudioestudioestudio). Los animales saben automedicarse (detalle).
  • Los animales en libertad seleccionan una dieta variada, para ingerir todos los nutrientes necesarios y evitar toxicidad por cualquiera de ellos (estudioestudioestudio).
  • Los pájaros priorizan alimentos con mayor contenido en flavonoides (estudio).
  • Los terneros cubren mejor sus necesidades nutricionales individuales cuando les dan opciones en vez de un pienso convencional único (estudio).
  • Muchos animales comen arcilla o tierra (geofagia) después de ingerir plantas con toxinas. La arcilla absorbe parte de estas toxinas y facilita la digestión (estudiodetalle). Este comportamiento también se aprecia en sociedades humanas, siendo especialmente practicado por mujeres embarazadas. Toxinas inofensivas para un adulto pueden ser letales para un feto. De hecho muchas mujeres experimentan cambios importantes en su sentido del gusto durante el embarazo (estudioestudio).
Conclusión: ningún animal necesita guías nutricionales en la naturaleza. Los humanos tampoco.
Si el sabor ha sido nuestra guía ancestral de nutrición, ¿por qué hoy es nuestra perdición? La razón es que se está perdiendo la relación entre sabor y nutrición.

LA CRISIS DEL SABOR (Y LOS NUTRIENTES)

Quedarse sin comida ha sido un miedo recurrente de la humanidad. En 1798 Malthus pronosticó que la población crecería mucho más rápido que la producción de alimentos. En menos de un siglo, según sus cálculos, no habría suficientes alimentos para todos, y se produciría la llamada catástrofe maltusiana.
catastrofemaltusiana
Fuente: https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=15063889
Como casi siempre, los catastrofistas se equivocaron. Hoy producimos mucha más comida de la que podemos consumir. Cada vez menos gente muere de hambre a pesar del aumento de la población.
Pero el crecimiento espectacular de la cantidad ha tenido un precio: peor calidad.
La búsqueda y manipulación de las distintas variedades se ha realizado en base a criterios comerciales: rendimiento, tamaño, resistencia a plagas, facilidad de transporte, duración y belleza en las estanterías. El sabor y la nutrición no eran factores relevantes. Importaba más la estética que la dietética. Tomates perfectos que no saben a nada.
Lo que ganamos en calorías lo perdimos en nutrición. Los alimentos de hoy son más pobres que los de nuestros abuelos. Tienen más tamaño pero menos sabor. Y como vimos, el sabor está relacionado con la nutrición.
Múltiples estudios (como esteeste o este) reflejan pérdida de nutrientes en las últimas décadas para la mayoría de alimentos analizados: menos proteína, calcio, potasio, hierro, riboflavina o vitamina C. Los tomates tienen la mitad de calcio y vitamina A. Y lo mismo podemos decir de cereales como el trigo, cada vez menos nutritivo (estudioestudio).
nutrientestrigo
En los años 60 se popularizó el trigo enano. Tiene un rendimiento mucho mayor pero menos nutrientes y más gluten
Biológicamente hay una relación inversa entre rendimiento y nutrición (detalle). Las variedades salvajes de alimentos tienen más polifenoles y antioxidantes que las cultivadas (estudioestudioestudioestudio).
¿Con qué reemplazamos los nutrientes perdidos? Básicamente con agua y almidón. El carbohidrato y azúcar adicional compensa la pérdida de sabor real (nos engañan con el dulce), pero si nuestro cuerpo no detecta suficientes nutrientes no calmará el hambre.
Todo esto genera dos problemas:
  1. Necesitamos más calorías para obtener los mismos nutrientes. Sabemos que existe relación entre obesidad y deficiencia de micronutrientes (estudioestudio) y que añadir nutrientes combate el sobrepeso (estudioestudio).
  2. Estamos cableados para buscar sabor. Si la comida real lo pierde, lo buscamos en otra parte: en la comida procesada.

LA COMIDA PROCESADA HA GANADO SABOR

Hace pocos siglos aprendimos a refinar y aislar algunos de los compuestos que más nos atraen de los alimentos, como el azúcar. Pero esto fue solo el principio.
El verdadero problema empezó en los años 60. Tecnologías como la  cromatografía permitían identificar los misteriosos componentes químicos responsables del sabor y el aroma de los alimentos. Una vez identificados, los empezamos a añadir a todo tipo de productos procesados.
El sabor pasó de las manos de la naturaleza a las manos del equipo de marketing de las grandes empresas. La relación natural entre sabor y nutrición se destruyó.
El sabor es la lengua materna de la naturaleza, es como los alimentos nos comunican su valor. Pero la comida procesada nos miente:
  • El sabor fresa en la naturaleza te lleva a una excelente mezcla de vitaminas, minerales, antioxidantes, polifenoles, fibra y un poco de azúcar. Sin hablar de miles de compuestos químicos identificados cuyo efecto en la salud aun desconocemos.
  • El sabor fresa en el supermercado te lleva a las barritas Kellogg’s All-Bran (y similares), una desastrosa combinación de azúcar, harina, aceites vegetales, vitaminas sintéticas y aditivos.
Más de 60 ingredientes, y ni una sola fresa
La ciencia del sabor es muy compleja. El sabor umami nos atrae porque en la naturaleza aparece asociado a aminoácidos esenciales. La industria lo simula con glutamato monosódico. Antioxidantes como el glutatión aportan su propio sabor, llamado kokumi (detalle), también copiado en el laboratorio.
En resumen, tomamos los sabores que están desapareciendo en la naturaleza y los añadimos en la fábrica. Los sabores que se han perdido en la zona de frutas y verduras se encuentran ahora añadidos en los pasillos de productos procesados. Pero hay una diferencia: la pérdida de sabor en la naturaleza refleja pérdida de nutrición.Añadir sabor artificial no mejora el valor nutricional.
En este entorno, nuestro finamente calibrado sentido del sabor no encuentra más que confusión.

RECOMENDACIONES 

Antes de pasar a las recomendaciones finales, resumo las ideas principales:
  1. Estamos programados genéticamente para buscar sabor.
  2. En la naturaleza hay una íntima relación entre nutrición y sabor.
  3. Los alimentos procesados destruyen esta relación, creando una enorme confusión en nuestro sistema.
  4. En las últimas décadas ha habido una pérdida paulatina de sabor en los alimentos frescos, haciendo todavía más atractivos los productos procesados.
Ninguna recomendación oficial hace mención al sabor, el motivo principal por el que comemos. Pero cualquier dieta que no aporte sabor terminará en decepción y será descartada.
La solución a esta triste situación involucra tanto a productores como consumidores, las dos caras de la misma moneda.
El modelo de producción debe considerar el sabor y la nutrición a la hora de seleccionar nuevas variedades de frutas, verduras y animales. Las prácticas intensivas actuales degradan además la calidad del suelo, reduciendo el valor del alimento. No se trata necesariamente de volver a las semillas de siempre. Podemos usar la tecnología para arreglar lo que la tecnología ha estropeado. Es un debate interesante que dejamos para otro día.
Pero a nivel individual, como consumidor, hay muchas cosas que puedes empezar a hacer ya para mejorar tu salud:
  • Deja el sabor en manos de la naturaleza. Prioriza la comida real de la mejor calidad que puedas permitirte. Reduce el consumo de potenciadores de sabor, aromas, saborizantes y colorantes.
  • Elige alimentos con más densidad nutricional. En el caso de vegetales, por ejemplo, la arúgula (o rúcula) es mucho más nutritiva que la lechuga (al ser más parecida a su versión salvaje). En El Plan Revolucionario usamos la densidad nutricional como uno de los criterios en la selección de los mejores alimentos.
  • Compra proteínas animales de calidad. Nos hemos centrado en alimentos vegetales, pero aplica exactamente lo mismo a animales. Las vacas alimentadas con pasto generan carne y lácteos más nutritivos.
  • Rehabilita tu paladar. Si comes con frecuencia comida procesada, tu sentido del sabor no es fiable (estudio). Debes reeducarlo poco a poco. Con el tiempo te acostumbrarás a tomar el café sin azúcar (o con muy poca), te encantará el chocolate 90% y la fruta te parecerá el mejor postre. Lleva tiempo pero merece la pena. Un buen paladar es una inversión en tu salud de largo plazo.
  • Ayuda a tus hijos. El sabor empieza a formarse en el útero. Lo que come la madre durante el embarazo condiciona los gustos del bebé cuando sea adulto (estudioestudio).
  • Si necesitas un poco de dulzor, selecciona bien la fuente.
  • Añade especias a tu comida, aportan sabor con nutrición.
Si te interesa la ciencia del sabor y su relación con la nutrición, te recomiendo tres libros interesantes:
Recuperar los sabores de verdad puede ser la clave para derrotar la obesidad.

                                         fuente:fitnessrevolucionario.com

lunes, 24 de octubre de 2016


               PROBLEMAS EN COL, COLIFLOR Y BRÓCOLI


   
Si en verano, en Bobalén, el rey es el tomate y junto al rey uno de los problemas es la Tutta absoluta, ahora en otoño son varios los reyes del huerto: col, coliflor, brócolis y lombardas en sus infinidades variedades son plantadas en los huertos ecológicos por los agricultores... Pero si para el tomate es la tutta, para lo que son las crucíferas uno de los problemas mayores es la "pulguilla de las crucíferas".

   Son unos escarabajos de muy pequeño tamaño, muy bien adaptados para el salto, lo que les ha hecho recibir el nombre de "pulguillas".

   Pasan el invierno en estado de adulto, escondidos bajo los terrones, bajo las piedras y en otros posibles refugios que encuentren. Al llegar la primavera salen y se dirigen hasta las crucíferas. Los semilleros son su preferencia, realizado en las hojas pequeños orificios. A finales de mayo se inician los apareamientos, iniciándose la puesta poco después sobre la tierra o en las hojas, según la especie. Las larvas, una vez nacidas, se aliementan de las raíces. Forman las pupas enterradas a poca profundidad. Los nuevos adultos emergen durante el verano y comienzan a devorar las hojas de coles, coliflores y brócolis. Permanecerán ahí hasta la llegada de los fríos. 

   Los daños importantes los producen en estado de adulto a finales de verano y otoño, cuando las plantas aún son pequeñas. En primavera los daños no son tan importantes debido al gran tamaño de las plantas y a la proximidad del momento de la recolección. Algunos agricultores adelantan la siembra a junio para que a finales de verano y otoño los adultos recién emergidos se encuentren las plantas de mayor tamaño, pero puede ocurrir como este otoño 2016, tan caluroso que hay crucíferas que han espigado antes de tiempo.

   Si ha habido ataque severos en los años anteriores puede ser interesante acumular paja o hierba seca en los márgenes para que puedan refugiarse cuando vayan a empezar los fríos y capturarlos ahí, retirando y quemando esas hierbas secas.


daños sobre la hoja de la pulgilla de la col
No les gusta: 
El olor a romero, ruda, menta y ajo: Plántalos cerca de acelgas, rabanitos y coles!! 

Que la planta esté lo suficientemente fuerte para resistir su ataque: aplica purín de ortigas y mantén las plantas aireadas limpiado las "malas hierbas" a su alrededor!!

                                        
LUCHA

Si no hemos prevenido lo suficiente o si, pese a todo, vienen con fuerza y aparecen, podemos aplicar:

1. Jabón de potasa con aceite de neem. una vez a la semana hasta que remita (máximo 3-4 semanas)
2. Decocción, o maceración, de ajo con jabón de potasa
3. Maceración de hojas de col (dejar las hojas en agua 3 días, removiendo a diario, para después colar y aplicar pulverizando)...

   

jueves, 20 de octubre de 2016


                                                PROYECTOS...
 
 ¡Qué lejos aquellos años en que éramos sobre todo productores y productoras! Cuando en nuestras casas —sí, en las nuestras— todo estaba al alcance de la mano y cada pequeña comunidad se abastecía localmente, consumía y crecía, valorando cada pequeño rayo de luz sintetizado en cada pedacito de alimento, venerando a quien lo producía y aprovechándolo todo. Pero nos olvidamos de dónde venimos, y así nos va, con la salud y con todo lo demás, aún recuerdo en mi pueblo quien era el lechero, quien era el que criaba pollos, al que había que adquirir huevos, y quien era el que hacía los mejores quesos...era una sociedad autosuficiente. 

   Hemos dejado de decidir cómo queremos que sean los alimentos que consumimos y ahora son las grandes empresas alimentarias las que a través de sus medios de manipulación, nos dicen lo que debemos comer y lo que no, lo que es prioritario y lo que no, lo que es calidad... y lo que no lo es. ¿Dónde queda nuestra soberanía alimentaria?
La agricultura ecológica no es solo sustituir unos tratamientos por otros, tiene que ser mucho más que eso, pues de lo contrario, tarde o temprano, volveremos a caer en las garras de las grandes empresas agroalimentarias, transformadas en capitalismo verde, como ya está pasando. Como le ha pasado a mi amigo Fermín. Después  de casi 24 años elaborando pan para grupos de consumo, cocerá pan integral biológico artesano por última vez.
   Sabéis de las grandes dificultades económicas que conlleva sacar adelante los proyectos pequeños, en particular, en el sector de la panadería artesana biológica. Junto con una muy significativa caída de las ventas como consecuencia de la pérdida de poder adquisitivo de las personas consumidoras, hemos tenido que ver cómo grandes proyectos reventaban literalmente el mercado con una bajada de precios. Y cómo grandes empresas dedicadas a la panadería convencional se introducían en el mercado del pan ecológico viniendo ahora a recoger los frutos de un trabajo ajeno: el de quienes apostamos, desde hace más de dos décadas, por otro tipo de alimentación, respetuosa con las personas como especie y con el medio ambiente en general.
  Si a esto añadimos los sobrecostes como consecuencia de la reducción del volumen de producción, el no haber podido subir ni un céntimo los precios desde 2012, la asfixiante presión de las obligaciones fiscales y tributarias, y seguramente algún error propio, no es difícil hacerse idea del calvario que todos estos condicionantes juntos pueden representar sobre un pequeño proyecto, hasta llegar a ahogarlo sin remedio.
¿Sin remedio? Cuando sacó el último pan, el de la última hornada, en la última jornada que le llevó al cierre, después de secarse las lágrimas, pensó en las muchas toneladas de cereal ecológico que han entrado por la boca de horno moruno que no han envenenado esta tierra ni a sus gentes. Es la base que le da fuerzas y motivación. Para continuar con nuevas iniciativas como los cursos y talleres de panadería integral biológica y de construcción y manejo de hornos morunos que ya está amasando. ANIMO FERMÍN!!...José María


                              OS ESPERO ESTE FIN DE SEMANA:
                                     MERCADILLO ECOLÓGICO

                 SÁBADO DÍA 22 DE OCTUBRE, PARQUE HUELIN, MÁLAGA
                 DOMINGO DÍA 23 DE OCTUBRE: NO HAY MERCADILLOS, YA QUE ESTE                    MES TIENE 5 FINES DE SEMANA








Escúchame cada martes con @ConchaMontes en el
programa @melo_marbella Marbella en la Onda, on line en
ondacero.es/marbella y a través del 97.4 FM     

sábado, 15 de octubre de 2016


   "Si no mantienes la fé, la esperanza y la ilusión en un mañana mejor, estás más cerca de ser un sepulturero que de un agricultor"
                                                                                                     Sarmiento





     Las esperadas y deseadas lluvias por fin han llegado, no en la cantidad esperada, pero  con ellas el otoño, el campo, la naturaleza se reactiva y toda la vida latente empieza a despertar, pronto nos abandonará los colores angostados del verano y nuestro paisaje se tornará ante nuestros ojos con un mosaico de colores verdes, los animales también aparecerán para su migración en nuestras tierras, cigueñas negras, correlimos...etc. En agricultura, también el cambio es espectacular, en cuanto a que, muy pronto a tener en vuestra mesas las hortalizas típicas de estas fechas: hinojos, lechugas, espinacas, brócolis, rábanos, achicorias,  nabos, rúculas...et, Aquí una foto de las lechugas malagueña y al lado los hinojos, de mi huerto....

   Esta semana hemos estado mejorando la web, por lo que ha habido problemas en ella, y además un festivo por medio,  pero ya está solucionado y ya se puede pedir como siempre...disculpad por el trastorno, pero ya volvemos a la normalidad...para cualquier duda contactar y os la resuelvo encantado, a los teléfonos ya mi otro correo bobalenecologico@gmail.com







   



 Os recuerdo que me podéis pedir la zona de MALAGA, TORREMOLINOS, CÁRTAMA, ALHAURIN DE LA TORRE Y RINCÓN hasta el lunes a las 14,HORAS, y EL RESTO hasta el martes a las 18,00 hora...por favor , es solo que organizo la recolección y posteriorreparto de manera más favorable para todos...Gracias y en esta semana nos vemos si así lo deseáis....JOSE MARÍA.


                                                PEDIDOS:
                                        bobalenecologico.es


Si tenéis dudas, por favor poneros en contactos conmigo que encantado os intento resolverlas...

                       JOSE MARÍA 608251668
                       JOSE ANTO   628600467

viernes, 14 de octubre de 2016


 
     Cuando comenzé a asistir a los mercadillo ecológicos, y todavía tengo la grata sorpresa, de que muchas personas vienen buscando aparte del intercambio, de productos, aparte de seguir tejiendo alianzas entre campo y ciudad, esos sabores antiguos, esos sabores perdidos de antes...y siempre les digo o le explico que desde hace años los alimentos, las hortalizas por ejemplo no están orientadas a la alimentación, sino a la productividad, son cultivos diseñados para obtener una mayor rentabilidad por m2, para ello la planta crece en menor tiempo posible, se le añade cantidad de abonos para producir imagen, olvidándose de lo que realmente es la alimentación...de ahí hace años me encontré con un estudio, donde podría explicar esta disminución de sabor, texturas y productos de mayor calidad en cuanto a cualidades...recuerdo ahora a mi amigo Antonio de Málaga, que vivió su infancia en Periana, y me dice que no encuentra melocotones como los de antes...Pues Antonio, observa cuantas cualidades han perdido....Hoy podemos dar las gracias a los pequeños agricultores ecológicos concenciados y comprometidos con la conservación y obtención de variedades antiguas, donde un mimo y un cariño a las plantas no lo pueden hacer las grandes plantaciones en convencional...Bienvenidos al MERCADILLO ECOLÓGICO...Bienvenidos a Bobalén ecológico


el melocotón de las frutas que más
propiedades ha perdido
.
    ¿Cuantas manzanas sería necesario nutrientes comer hoy para conseguir el aporte de  que ofrecía una sola manzana en los años 50? La carrera por el aumento de productividad agrícola ha venido acompañada entre otros males por una pérdida considerable de aromas, sabores y texturas en las frutas y verduras, y lo que es más grave por una menor calidad nutricional. Según lo confirma algunos estudios, hay micronutritentes que nos son vitales y se han visto reducidos e incluso se han desvanecido, como es el caso de oligoelementos como hierro, zinc, calcio, o selenio. La pérdida se debe no sólo al método de cultivo sino también al abandono de las variedades locales...a modo de ejemplo:

DISMINUCIÓN DE NUTRIENTES ENTRE 1951 Y 1999

   Desde los años 50 del s XX, la presión por conseguir una productividad agrícola cada vez mayor se ha traducido en una pérdida de valor nutricional de los vegetales, de modo que la misma cantidad de un alimento hoy puede proporcionarnos dosis de vitaminas o minerales muy inferiores a las qeu nos proporcionaban hace cincuenta años.

Manzana cruda con piel: ha perdido un 53,33 de hierro, un 14,11% de vitamina A, un 75% de tiamina, un 66,6% de riboflavina y un 30% de niacina. El calcio ha aumentado en un 20%.

Banana cruda: ha perdido un 23,75% de calcio, un 41,67% de hierro, un 81,16% de vitamina A, un 13% de vitamina C y un 1,43%.

Brócoli: ha perdido un 59,38% de calcio, un 83,75 de hierro, un 55,94% de vitamina A, un 10% de vitamina C y 40% de tiamina.

Coliflor: ha perdido un 1,36% de calcio, un 57,27% de hierro, un 79% de vitamina A, un 33,04% de vitamina C y un 45,45% de tiamina.

Lechuga iceberg: ha erdido un 13,64% de calcio, un 38,89% de vitamina A, un 34% de vitamina C, el hierro se ha mantenido igual.

Melocotón: ha perdido un 42,50% de calcio, un 83,33% de hierro, un 96,21% de vitamina A, la vitamina C se ha mantenido igual.

Patatas: han perdido un 27,55% de calcio, un 57,14% de hierro, un 100% de vitamina A, un 57,35%  de vitamina C.

Espinacas: han perdido un 9% de hierro, un 28,2 de vitamina A,un 51% de vitamina C, un 23% de tiamina.



                              OS ESPERO ESTE FIN DE SEMANA:
                                     MERCADILLO ECOLÓGICO

                 SÁBADO DÍA 15 DE OCTUBRE, NUEVA ANDALUCIA, MARBELLA
                 DOMINGO DÍA 16 DE OCTUBRE, RECINTO FERIAL, ARROYO DE LA MIEL








Escúchame cada martes con @ConchaMontes en el
programa @melo_marbella Marbella en la Onda, on line en
ondacero.es/marbella y a través del 97.4 FM     



miércoles, 12 de octubre de 2016


Elevados índices de glifosato en la orina de los eurodiputados


 El pasado 13 de abril los eurodiputados se negaban a limitar el uso del glifosato, la molécula actíva de Roundup. Poco antes, 48 de ellos, pertenecientes a 13  países europeos, e habían hecho una prueba de orina para detectar su nivel de glifosato. El resultado fue que todos tenían un elevado índice de glifosato en la orina, muy por encima de los 0,1, microgramos/litro que se admiten en el agua potable. El índice medio era de 17 veces más, 1,7 g/L, pero el récord lo ostentaban los eurodiputados belgas, 35 veces más de lo admitido para el agua, la de los lituanos 29 veces más y 25 veces más en la orina de algunos parlamentarios franceses. Las variaciones no dependían de la edad, ni del sexo, ni del país de origen, tampoco del tipo de régimen alimentario.

   Los test de orina mostraban que el glifosato, sustancia clasificada por la OMS como probablemente cancerígena, está presente tanto en el medio ambiente como en nuestra alimentación. Así lo refuerza el resultado de un estudio alemán en 2015, en el cual de las 2000 muestras provenientes de un amplio panel de ciudadanos, el 99,6% contenía trazas de glifosato, con concentraciones que superaban de 5 a 42 veces el valor máximo permitido en el agua potable europea.


                                           Fuente: Fertilidad en la Tierra

jueves, 6 de octubre de 2016

LAS RAÍCES

                                                LAS RAÍCES

   Nací en pleno campo. En medio del secano, entre lomas, tierras de cultivos donde olivos, naranjos y frutales fueron compañeros. Tierras modelada por la acción del campesinado de la zona y por el ganado de pastores,. Personas  que por entonces podían subsistir, sin perder su dignidad del oficio que aprendieron y que quisieron transmitir a sus futuras generaciones. 




 Hasta donde alcanza mi memoria siempre he encontrado la inspiración en la infinita aridez del paisaje rural, no idílicos,  pero el ocre de los atardeceres del final de verano en contraste con el azul infinito del paisaje me subyugaba y desde mi pequeño altozano de Bobalén, observaba aquella línea de sierra  infinita dónde soñaba e imaginaba otros campos, otras gentes y otras formas de hacer. Me imaginaba grandes ríos con su música del rodar entre las piedras, esos ruiseñores de ribera relajando las mentes y llenando el espíritu de las personas que en algún fresno descansaban o veían pasar la vida.. Te hace pensar. Te llega. La agricultura, el escribir sobre ella, sobre sus gentes es la forma que tengo de expresar mis emociones.


   Emoción por recordar a personas que algunos están y otros no están, pero de los cuales, seguramente,  no aprendí nada de finanzas, de negocios, ni de como funciona un blogs, ni webs...pero que fueron capaces de inculcar a las generaciones venideras valores como la solidaridad, la lealtad, el respeto, y el amor sobre la tierra y al trabajo al aire libre. Hoy sólo tengo que cerrar los ojos para revivir lo que de niño y de adolescente y que con tanto entusiasmo conocí de manera natural,disfrutaba de la vegetación, de la fauna, del agua del arroyo de unos campos pleno de vida y naturaleza, con aquellas personas participaba  en todas las actividades diarias que formaban parte de una vida autosuficiente. Se cuidaban animales, ordeñaban vacas y ayudaba a fabricar quesos y mantequillas, a hacer pan y a "castrar" colmenas.


    Recuerdo que la casa de mi familia, siempre atrajo a muchas personas interesantes y recuerdo que bajo la parra que en todas casas de campo había por entonces,  se divertían como trabajaban. Si eran pocos y tenían una tinaja de vino medio bebible y se había hecho el trabajo del día, aquello era una fiesta. Los recuerdos de mi niñez giran en torno a estas ocasiones, así como a mis padres, que eran enérgicos, divertidos y hospitalarios. Su manera de hacer y de sentir hizo que todo el mundo se sintiera acogido y una parte importante de la familia ya fuera cantando, bailando o contando anécdotas. Fue una vida divertida que valió la pena.





   José y Josefina desarrollaron una filosofía y un estilo de vida práctico del cual yo bebí y que ahora desde mi óptica de ciudadano  de una sociedad convulsa, estresante y desechable que hemos creado nosotros mismos observo como su manera de actuar y de vivir simple, llana y sin grandes alardes fue la raíz para construir lo que hoy soy. Cada uno de ellos aportó  muchos años de experiencias y habilidades que complementaron perfectamente el uno al otro. José siempre, de pequeño había trabajado de pastor y agricultor, en el campo, tenía una amor hacia la tierra y hacia las labores ecológicas al aire libre Josefina, tenía una afinidad natural con este estilo de vida. Era, además eminentemente práctica, intuitiva y sensible, y trabajó con tenaz determinación para superar las dificultades, que fueron muchas para sacarnos a mí y a mis hermanos adelante.

   
   Soy un campesino autodidacta, siempre buscando nuevos cultivos, nuevos sabores y nuevas técnicas, pero sin olvidar la base de la ciencia, de una filosofía y un estilo de vida de la  cual bebo. Un día me topé con usted o contigo en un mercadillo ecológico y  apareció una pluma inesperada. No soy el primero que escribe sobre esto, pero puedo ser de los primeros que cada jueves o viernes entro en su casa en forma de correo electrónico...No para molestar, no para convertirme en un simple correo comercial sino para intentar unir campo y ciudad, unir esos sabores y recuerdos que se encuentran en algún rincón de su mente y que le evoca a aquella infancia, a aquellas personas y a aquel tiempo en que existíamos en el origen. Existíamos en la madre.

    Intentar contagiar a cada uno de vosotros el entusiasmo por la labor que realizo y que vosotros recibís en forma de cesta o en cada mercadillo los productos ecológicos que con que gran cariño extraigo de la madre tierra...





   Hoy viendo atardecer bajo el algarrobo de no se cuantas historias, de no se cuanto legado y perdiendo mi vista sobre la aridez del paisaje rural con el rojo del horizonte,  me conmueve todo lo aprendido en estas tierras: algo de agricultura ecológica, de paisajes agrarios, de cultivos ecológicos, un poco de meteorología, pero si bastante de saber  que es lo realmente importante en la vida y es cuidar nuestro planeta en compañía de los nuestros, respetar todas las criaturas que cohabitan con nosotros y, mientras lo hacemos, debemos vivir una vida buena,solidaria, apasionada,  sana, trabajadora, y nunca dejar de celebrar nuestras cosechas y la belleza de este mundo....JOSE MARÍA...


   Muchas gracias a todos por vuestro emails y mensajes, y dar las gracias y la bienvenida especialmente a todas las personas que se acercaron este pasado domingo a mi puesto en el ecomercado inagurado este pasado domingo en el Rincón de la Victoria, por su cariño, amabilidad y sonrisa contínua conmigo....





                          OS ESPERO ESTE FÍN DE SEMANA:


SABADO DÍA 8 DE OCTUBRE:PASEO REDING, MÁLAGA

DOMINGO DÍA 9 DE OCTUBRE: NO NAY MERCADILLO ECOLÓGICO






Escúchame cada martes con @ConchaMontes en el
programa @melo_marbella Marbella en la Onda, on line en
ondacero.es/marbella y a través del 97.4 FM