SIN INTERMEDIARIOS. POR UN COMERCIO JUSTO.

"...Cuando me preguntan si soy agricultor,siempre contesto que soy un hombre que no solo cultivo, sino también observo, me preocupo e intento dar armonía a mi entorno y que todo ello, me lleva con mi esfuerzo creativo a sacar frutos de mi huerta, sin mermar la fertilidad de la tierra y de proporcionar productos que contribuyen a la salud de los demás, sin contaminar la tierra, el agua, el aire que nos son esenciales, modelando la belleza del paisaje, alimentando el cuerpo y el espíritu. Sí, agricultor soy... De ahí nace Bobalén ecológico".

jueves, 8 de noviembre de 2012

De dónde nace bobalén ecológico, huerta natural

   Los Hombres y mujeres más sabios que he conocido,no conocían de nuevos inventos, ni del desarrollo de las nuevas tecnologías,vamos es que ni si quieran apenas sabían leer ni escribir. Su talento estribaba en el conocimiento práctico de lo que le rodeaban y de la opción personal de elegir realmente lo que era importante para su subsistencia, abandonando lo superfluo. Sabían que planta, mediante algún tipo de elaboración, podía aliviarle la tos, sin perfectamente saber nada de medicina o bien "llueve en luna de octubre siete lunas cubre", sin conocer, seguramente,  la existencia de una ciencia llamada meteorología. Salvador y Antonia; José y Ana eran mis abuelos y apenas sabían leer ni escribir y ni sabían nada de tecnologías, pero su enérgico modo de vida y su apego a la tierra hicieron criar a mis padres y a mis diez tíos. Ellos les enseñaron las viejas habilidades prácticas que les permitieron  vivir perfectamente, comer bien y sano, a disfrutar de una vida plena y satisfactoria en el campo, como cultivar patatas, hacer pan, extraer miel, ordeñar una vaca, fabricar vino... Estas son mis raíces, y mi presentación carecería de sentido sin  quien visita mi blogg no supiese de que barros estoy echo yo y mi finca, y este es el legado que quiero dejar a mis dos niños: una vida en plenitud vivida en el campo, produciendo alimento sanos, en armonía con el medio que les rodea respetando a todas las criaturas que habitan en Bobalén. Soy José María y me dedico a extraer productos de la tierra sin mermar la fertilidad de ella, con procesos ecológicos y tradicionales. Muchas gracias por visitarme y Bienvenidos a Bobalén ecológico.

¿Por qué consumir ecológico?



Lechuga malagueña
Lechuga malagueña


Mis hortalizas y frutas crecen con técnicas de cultivos basadas  en la rotación de cultivos, abonos verdes y en la potenciación de las defensas propias de los cultivos y de la tierra, utilizando plantas resistentes o insectos antagonistas a los que son nocivos, aportando en el momento oportuno estiércol de mis propios animales que viven al aire libre y no de manera estabulada y lo más interesante de todo, mis productos maduran a su ritmo de forma natural.

Para mí esto es agricultura ecológica, no intervenir en el medio y en las plantas forzando su propio ritmo natural. De hecho, numerosos estudios demuestran que los alimentos ecológicos tienen más materia seca y menos agua (hasta un 25%, 30% menos) y por tanto una mayor concentración de nutrientes. En general tienen más vitaminas, antioxidantes, aceites grasos polisaturados, como el omega-3 o minerales, proteínas y oligoelementos como hierro y magnesio. En los productos elaborados, la grasa que se emplea nunca es hidrogenada, y además no están expuestos a tóxicos de los pesticidas y presentan una acumulación de nitratos menor. Como anécdota, comentar que se sabe que los plátanos han perdido en los últimos 25 años, al menos un 12% de su contenido en calcio y las fresas un 87 en vitamina C a causa del empobrecimiento del suelo y de la maduración artificial.

Las frutas y hortalizas ecológicas crecen a su ritmo natural, lo que lleva a que tengo menos acumulación de agua y entonces más nutrientes.  Bróculis, lechugas, cebollas pueden llegar a tener hasta un 30% más de potasio y calcio. En general, tienen una mayor cantidad de vitamina C y antioxidantes (hasta un 40% más). Así como magnesio y hierro. Otro ejemplo claro es una manzana ecológica tiene más del doble de magnesio.
Un producto ecológico tiene un cuidado que no tiene otro, ya que no ha sido sometido a ningún tipo de tratamiento químico, sino que es sumamente natural incluso la tierra donde son cultivados no tienen ningún tipo de abono artificial ni químico.
Desde el punto de vista medio ambiental,  estos productos ecológicos provienen de una agricultura que conserva e incrementa la biodiversidad al fomentar la diversificación de cultivos, la plantación de setos, otras plantas auxiliares, etc.
Son alimentos que proceden de una agricultura que promueve el trabajo y la vida en el campo, preservando una cultura propia y contribuye a la satisfacción, salud y cultura de los que viven en la ciudad y además nos ayuda a recuperar los aromas y sabores casi perdidos y se colabora con la conservación del medio cuidando la contaminación de la tierra, agua, etc….para dudar en el consumo de hortalizas, frutas y otros productos ecológicos.