SIN INTERMEDIARIOS. POR UN COMERCIO JUSTO.

"...Cuando me preguntan si soy agricultor,siempre contesto que soy un hombre que no solo cultivo, sino también observo, me preocupo e intento dar armonía a mi entorno y que todo ello, me lleva con mi esfuerzo creativo a sacar frutos de mi huerta, sin mermar la fertilidad de la tierra y de proporcionar productos que contribuyen a la salud de los demás, sin contaminar la tierra, el agua, el aire que nos son esenciales, modelando la belleza del paisaje, alimentando el cuerpo y el espíritu. Sí, agricultor soy... De ahí nace Bobalén ecológico".

jueves, 1 de mayo de 2014

EL AGUACATE

                              


   Si no se conoces una fruta es difícil que la compremos; tienes que confiar en tu tendero, o que alguien te la presente ya elaborada, y aún habrá muchas posibilidades de que pase desapercibida o inapreciada. Comer bien requiere una cultura, y el aguacate todavía nos sueña al exótico plato de guacamole. En nuestro territorio se cultiva en ecológico desde hace década, especialmente en la costa granadina y malagueña, el consumo de aquí no es suficiente y tienen que exportarlo, siendo muy apreciado en Europa. Saber de sus propiedades y posibilidades nos llevará a incluirlo en la compra habitual, especialmente cuando comprendamos por qué es tan importante que sea ecológico, de temporada, y de cerca.

   En la cálida costa malagueña existen muchos agricultores que cultivan en ecológico frutales tropicales: mangos, chirimoyas y también aguacates. El aguacate no deja se ser sorprendente “caminas sobre una tierra mullida, con hierba, verde incluso en un clima árido como el de Andalucía, y huele a trópico, por la humedad y la abundante materia orgánica”. La gran diferencia de su cultivo con el convencional es que un alimento local, y sin abonos químicos, ni muchos menos artificiosos riegos con nutrientes nitrogenados. Se cuida también que haya diversas variedades y un entorno sin tóxicos al que los apicultores llevan sus colmenas para que las abejas hagan su impagable labor polinizadora. El aguacate ecológico llevará toda esa salud y riqueza ecológica a nuestra mesa.

   Recolectado en un punto de madurez se aprecia mejor esta “fruta mantequilla”, como la llaman los alemanes, y ya hay una empresa que extrae aceite de aguacate. Contiene proteínas pero cinco veces menso grasa que la mantequilla o la margarina. Además es una grasa buena, necesaria para que la piel, el pelo y las mucosas reciban su aporte desde la raíz. Nos ayuda también su contenido en vitaminas, en orden decreciente las A, C, B6, B2, B1…No tiene azúcar lo cual nos permite preparar algo dulce o lago salado.


   Como curiosidad, podemos decir que este árbol, para dar su semilla pone toda su vitalidad en ella olvidándose hasta de las hojas. Deja que se caigan y aparecen las flores, de un amarillo pálido, en un árbol con el tronco marrón oscuro y las ramas verdes. Femeninas al abrirse y tomar el polen fecundador, masculinas cuando el fruto ya ha cuajado, dan paso a unos frutos que  los aztecas bautizaron sencillamente.Ahuácatl: testículos. Así lo parecen, sobre todo la varidad Hass de piel rugosa que oscurece conformen van madurando, luego tenemos otras variedades más comunes aquí como Bacon; reed; etc

   El aguacate serä desde este pasado otoño y hasta principios de verano el rey de muchos platos; sobre todo las ensaladas que tanto necesitan los urbanos: porque como ha descubierto Joel Acremant, cocinero y experto en alimentación humana, “los campesinos son aficionadas a una sopa caliente, mientras los urbanos comen ensaladas para refrescarse de tanta pared seguida”. Pero tampoco es que haga falta buscar excusas…

BATIDO: Nutritivo…se prepara con aguacate, leche o yogur, canela y zumo de manzana (o azúcar) a vuestro gusto.

PATÉ SALADO: Poner en el mortero la pulpa del aguacate con alguna especia(a elegir entre ajo, pimienta, albahaca, oregano), sal, vinagre y un poco de pimentón, ya solo falta untarlo en el pan…   

No hay comentarios:

Publicar un comentario