SIN INTERMEDIARIOS. POR UN COMERCIO JUSTO.

"...Cuando me preguntan si soy agricultor,siempre contesto que soy un hombre que no solo cultivo, sino también observo, me preocupo e intento dar armonía a mi entorno y que todo ello, me lleva con mi esfuerzo creativo a sacar frutos de mi huerta, sin mermar la fertilidad de la tierra y de proporcionar productos que contribuyen a la salud de los demás, sin contaminar la tierra, el agua, el aire que nos son esenciales, modelando la belleza del paisaje, alimentando el cuerpo y el espíritu. Sí, agricultor soy... De ahí nace Bobalén ecológico".

jueves, 27 de marzo de 2014

                                     

                                          EL DÍA DE LOS PADRES 


  Suena el viento por la entreabierta ventana mientras escribo estas líneas, y su sonido, como de flautas múltiples, me traslada a la infancia, a aquella casita de piedra y cal cercana a todo el tomillar y retamar que me vio nacer en tierras de aquí, y la vieja higuera crecida frente a la ventana del pequeño dormitorio que compartía con mis padres. En invierno, veía sus ramas desnudas recortadas sobre el cielo y el continuo movimiento durante los interminables días de terral helador. Sonaban flautas de misterio entre sus ramas y en las rendijas de aquella ventana que nunca cerraba bien. Desde el exterior, una luna que me parecía blanquisima, proyectaba las sombras dentro de mi habitación, y a veces dentro de mi, provocandome inexplicables temores.


   Suena el viento junto a mis oídos, y una vez más creo estar viendo aquella higuera en la que en alguna ocasión anidaba el jilguero, embestir con sus ramas la débil ventana por donde el cielo entraba a mis sueños...una vez más me he sentido niño cercano a tí, a tu comprensión y a tu paraiso. Una vez más he sentido el deseo y la fuerza para hablarte desde el corazón...

   Los trazos sobre el folio que mantengo entre mis manos nerviosas, trasmiten la inquietud de  querer hacer los dibujos más que bien, la ternura de tus tres años, plasmado mediante movimientos zigzageantes  de tu bracito lesionado meses atrás, cuando te caíste vestido de superhéroe del sofá, me hace reconocerme en tu papel, que para tí es el paraíso, pero para mí también. Me dibujas con una sonrisa y realizando labores en Bobalén, en el que se podían apreciar perfectamente los tomates (un borrón rojo), a lado otro trazo anaranjado, que según  tú,  son las zanahorias que tanto te cuesta comer y en lo alto del todo un sol amarillo, iluminando todo y  toda mi ilusión por plantar. Gracias por tu regalo en el día de los padres, y por el mejor dibujo que me podías hacer, pero conociéndote, sumado al  dibujo tendría que venir una pregunta bajo el interés y bajo esos ojos negros ávidos de saber y conocer tan solo con tus tres años....

-¿Papá que es ser agricultor?...quise abrazarte y hablarte en silencio en la levedad de tu pequeño oído y susurrarte entre mis brazos que la agricultura es una manera de entender la vida, susurrarte que si la trato como un simple oficio la estoy  convirtiendo en una caricatura triste  lo que es una de las tareas más grandiosas y hermosas que cualquier persona puede realizar, y que tú en tu pequeño dibujo y grande para mí ,trasmites la vida, el sol, plantas, trabajo al aire libre, como susurrarte que haciendo agricultura me siento como un paladín, un paladín de encontrar la fuentes de lo verdaderamente humano, capaz de utilizar tu dibujo para entender e interpretar que el mundo de la agricultura conveccional, la medicina conveccional es fruto del materialismo, al que no hay que destruir, sino trabajar para que luz del espíritu pueda volver a fecundarlo y a regenerarlo. Y en ese momento creo que el potencial humano de crear esa fuerza espiritual es ahora mayor que nunca. Si cada persona pone su rayo de sol, la sombra va ocupando el sitio que le corresponde. 

Sabes José María?, todos los días trabajo en Bobalén, utilizo técnicas, maquinaria aunque poca,  pero mi gran esfuerzo es crear a ese ser humano interior del que fluye la creatividad, la humanidad, la sensibilidad que me da el campo y el contacto realmente con lo auténtico. Tenemos que rescatar, José María, los verdaderos  valores de la femenidad, en un mundo donde el caballo de Atila está destrozándolo todo. Hace falta coraje para crear esta feminidad para que el coraje no sea el caballo de Atila, sino la fuerza que nos sirva para estimular una voluntad consciente y solidaria hacia nuestro entorno y hacia todas las personas que nos rodea....

   José María dirige sus ojos exaltados, vidriosos a los míos,hoy un poco cansado por la confección de cestas,  y le vislumbro que no ha entendido nada de lo que le he dicho,pero percibo  que el mensaje por,  el tono,  ha calado en su frágil cuerpo e inscoscientemente me abraza.

    Suena el viento por la entreabierta ventana y las ramas de la higuera golpea sobre ella  al decirte que te ayudé a venir a este mundo para que caminásemos hacia nuestra meta común, convirtiéndonos el uno en maestro del otro y en apoyo moral para los momentos bajos. Hemos compartido juegos, aventuras, sueños y hoy agricultura gracias a tu dibujo. Hemos jugado al padre y al hijo sin saber que también éramos hemanos. Pero ahora, cuando hemos descubierto nuestra identidad, podremos iniciar el juego más apasionante....gracias por tu regalo "agrario", en el día de los padres....JOSE MARÍA.


                          OS ESPERO ESTE PRÓXIMO SÁBADO DÍA 22 MARZO
                                              MALAGA, PARQUE HUELIN
                             HORIARIO DE 10 DE LA MAÑANA  A 14 HORAS



Me podéis seguir en bobalenecologico.blosgspot.com
ondaceromarbella(97.4) todos los martes de 12,30 a 13,30
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario