SIN INTERMEDIARIOS. POR UN COMERCIO JUSTO.

"...Cuando me preguntan si soy agricultor,siempre contesto que soy un hombre que no solo cultivo, sino también observo, me preocupo e intento dar armonía a mi entorno y que todo ello, me lleva con mi esfuerzo creativo a sacar frutos de mi huerta, sin mermar la fertilidad de la tierra y de proporcionar productos que contribuyen a la salud de los demás, sin contaminar la tierra, el agua, el aire que nos son esenciales, modelando la belleza del paisaje, alimentando el cuerpo y el espíritu. Sí, agricultor soy... De ahí nace Bobalén ecológico".

lunes, 14 de octubre de 2013

Octubre: La granada, como tesoro

                         
   Rica en polifenoles y vitamina C, es una de las frutas más antioxidantes.




   No sólo es una de las frutas más espectaculares por su aspecto de joyero repleto de rubíes, sino que posee propiedades salutíferas casi tan increíbles como su belleza. Su origen se encuentra en Oriente Próximo y fue una de las primeras frutas en ser cultivadas por la humanidad. 

   La granada tiene fama de afrodisiaca, no en vano se plantaban granados en los templos griegos consagrados a Afrrodita. Quizá una explicación de esta virtud sea su contenido excepcionalmente alto de cinc y en manganeso dos oligoelementos importantes para el sistema nevioso y para la síntesis de hormonas sexuales. 

   Una prueba del misterio que desde siempre ha rodeado la granada es que sacerdtes de Eleusis se coronaban con hojas de granado,pero los iniciados tenían prohibido comer el fruto.

   BENEFICIOSA PARA LAS MUCOSAS. En las semillas rojas se encuentran los nutrientes de manera concentrada. Contienen cantidades muy apreciables de vitaminas C y B2, por lo que es un buen remedio para combatir la sequedad de las mucosas, el agrietamiento de la piel, las inflamaciones de la boca y de los riñones. Pero es la extraordinario riqueza en compuestos fenólicos lo que hace de la granada uno de los alimentos más antioxidantes. Según estudios científicos, el jugo aporta entre dos y tres veces más capacidad antioxidante que la misma cantidad de té verde y supera asimismo a la uva negra.
   Entre sus efectos más destacados sobre el organismo se encuentran los depurativos y diuréticos, pues facilita la eliminación de agua y sales. Las personas con problemas hepáticos se benefician de su contenido en los aminoácidos metionina y valina.

   Aunque la fruta aparece en los mercados a partir de septiembre, se halla en su mejor memento entrado el otoño, cuando también se pueden encontrar granadas silvestres, pequeñas, agrias y menos jugosas, pero más efectivas si cabe como remedio.
   A la hora de elegir piezas hay que preferir las más pesadas, señal de que tienen mucho jugo. El grado de madurez aumenta cuando la piel adquiere manchas parduzcas. Las membranas que separan las semillas son amargas, por lo que hay que desecharlas para que no estropeen el sabor.



Nutrición esencial.
Propiedades. El zumo es útil en caso de diarrea, inflamaciones de las mucosas y problemas hepáticos y mezclado con miel se utiliza contra los pólipos nasales. La granada es un excelente tónico cardiaco y un remedio de las enfermedades circulatorias y del asma.
150 gramos de granada-una pieza media- aportan 104 calorías, el 15% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C, el 13% de la vitamina B6, el 6% del cinc y el 5% del hierro.

Un par de preparados medicinales.
infusión de flores. Para prepararla se emplean aproximadamente 50 g por cada litro de agua. Resulta muy efectiva contra las diarreas y las inflamaciones de la boca y de la faringe.
Antilombrices. Se licuan 50 granos, con 50 g de semillas de calabaza y una rama de perejil. La mezcla es útil contra los parásitos intestinales y se toma una vez al día en ayunas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario