SIN INTERMEDIARIOS. POR UN COMERCIO JUSTO.

"...Cuando me preguntan si soy agricultor,siempre contesto que soy un hombre que no solo cultivo, sino también observo, me preocupo e intento dar armonía a mi entorno y que todo ello, me lleva con mi esfuerzo creativo a sacar frutos de mi huerta, sin mermar la fertilidad de la tierra y de proporcionar productos que contribuyen a la salud de los demás, sin contaminar la tierra, el agua, el aire que nos son esenciales, modelando la belleza del paisaje, alimentando el cuerpo y el espíritu. Sí, agricultor soy... De ahí nace Bobalén ecológico".

lunes, 16 de septiembre de 2013



    Ya ha dado el primer paso: decidirse a cultivar o plantar. No será necesario que usted sea un terrateniente que posea "fanegas de tierras", ni sea un técnico en tratados de horticultura...su proyecto, su reto le va a hacer sentirse vivo, por muy pequeño que sea. 

   Recuerde que la naturaleza, es un capataz generoso y a la vez despiadado, donde figúrese usted, no tiene compasión del ignorante, del inquieto ni del perezoso, pero su generosidad no tiene límites si contribuye con su trabajo e intelecto a la obtención de buenos alimentos sin mermar la fertilidad de la madre tierra.

      Le recomiendo que el primer año, se siente usted delante de la tierra elegida, observe por dónde sale el sol y donde inciden los primeros rayos  y donde inciden los últimos, del día. Anote que tipo de pájaros y otras criaturas se encuentran en su futuro vergel, deje...deje que le empape la lluvia fina de comienzos de otoño e impregnese de barro los pies sobre la tierra húmeda. Huela a tierra mojada a hierba recién cortada y libere sensaciones, posteriormente los comparas con los días calurosos del verano y con las tardes cálidas de junio. Un año entero para que comprenda, conozca y sienta la tierra...un año para sentirse a gusto con ella y con todas las criaturas que habitan en ella. Conozca cada palmo y comenzará a amarla...solo esto el primer año.

   El segundo, es muy importante, y usted demostrará su sabiduría, generosidad y perseverancia con la tierra. Comprenderá, que deberá abonarla con la materia orgánica disponible, usted no va a alimentar a las plantas sino al suelo. Los abonos naturales, bien compost, bien estiércoles compostados ayudaran a la estructura y a la vida del terreno.

    Y ahora algo esencial, muchos de sus vecinos, muchas personas que llevan en agricultura mucho tiempo lo tildarán de loco, o bien se reirá de sus métodos de trabajo y de su esfuerzo y les dirá, que porque  planta hortalizas y variedades locales, que usted con esos tipos de siembra pierde rentabilidad y que con abonos minerales producirá más (es hora de que sepa que va usted por el buen camino). Entonces se arma de paciencia, evita discusión absurda y le invito a que abra largos diálogos con ellos, intentando explicar que el aspecto ecológico, el aspecto de su proyecto trasciende más allá de la rentabilidad (les será difícil entenderlo)...que su ganancia es producir alimentos sanos, salud para el entorno,  activar  la economía local y promueve el respeto por todas las criaturas de la naturaleza. No le será fácil, pero crea en lo que hace.


   Ahora llega el momento de dar vida, es la hora de la siembra, lo cual le recomiendo que atienda a los gustos suyos, de su familia y a los de la población local, que son los que van a disponer de alguna manera de sus alimentos. Aquí le recomiendo tener paciencia y cuidado. Las plantas sembradas se desarrollaran con agua y sol, pero no lo olvide, también con su presencia, donde las guiará evitando competencias con malas hierbas, a ver que tipo de nutrición necesitan, recuerde que son sus hijos.

   Existen muchos campesinos y campesinas, muchos agricultores y agricultoras. Nosotros llevaremos y usted llevará un término como bandera: Respeto. Hay que aprender a respetar antes que exigir a la tierra. lo demás viene rodado. Usted no tema si su producción no es exageradamente espectacular o posee mucha cantidad, pero será sana, respetuosa, y sobre todo usted...usted, se sentirá vivo y más auténtico que nunca..tendrá y recuperará el verdadero amor propio por lo suyo y por saber que trabaja en algo esencial...que es la entrega y el respeto a los demás.... 

   "No soy un gurú en agricultura,sigo equivocándome,  sigo aprendiendo de la naturaleza del campo y de las personas, cada día, es un largo aprendizaje y  le dedico estas letras a todas aquellas personas que mercadillo tras mercadillo me indican  que quieren transformar sus vidas y a ellos mismos a través del mundo rural con  la vuelta a sus orígenes, en definitíva a sus raíces... bien practicando la agricultura o bien viviendo en el campo....suerte"  JOSÉ MARÍA.





   Y ya sabéis os espero este fín de semana en los mercadillos ecológicos donde seguirémos alimentandónos, compartiendo y trasmitiendo:

                                      SABIDURÍA
                                      SALUD
                                      SOLIDARIDAD Y
                                      SINERGIA


SÁBADO DÍA 14 DE SEPTIEMBRE: MALAGA, PASEO REDING,JUNTO PLAZA TOROS
DOMINGO DÍA 15 DE SEPTIEMBRE: ARROYO DE LA MIEL:PLAZA PUEBLO SOL

                      HORARIO DE 10 DE LA MAÑANA A 14,00 HORAS


                                            OS ESPERO
                                                                              JOSE MARIA DE BOBALÉN ECOLÓGICO

No hay comentarios:

Publicar un comentario