SIN INTERMEDIARIOS. POR UN COMERCIO JUSTO.

"...Cuando me preguntan si soy agricultor,siempre contesto que soy un hombre que no solo cultivo, sino también observo, me preocupo e intento dar armonía a mi entorno y que todo ello, me lleva con mi esfuerzo creativo a sacar frutos de mi huerta, sin mermar la fertilidad de la tierra y de proporcionar productos que contribuyen a la salud de los demás, sin contaminar la tierra, el agua, el aire que nos son esenciales, modelando la belleza del paisaje, alimentando el cuerpo y el espíritu. Sí, agricultor soy... De ahí nace Bobalén ecológico".

viernes, 27 de septiembre de 2013

Disfruta de las verduras ecológicas cocinadas al vapor


 Algunas verduras suelen entrar poco en la cocina por su olor o por sus problemas de digestión. Gracias a la cocción al vapor podemos transformarlas en deliciosos manjares.





Los utensilios
   Para cocinar al vapor va muy bien una olla a presión de tipo clásico, pero sin ponerle la válvula porque no la cerraremos herméticamente, y una cesta de acero inoxidable que quepa en esa olla.

Las verduras ecológicas
   - Hay algunas que son especiales para cocinar al vapor: puerro, berza, brócoli, romanescu, coles de bruselas, espinacas y alcachofas.
   - Es preferible poner un solo tipo de verdura cada vez, para disfrutar plenamente de los aromas, sabores y texturas de cada verdura.
   - Los puerros se ponen limpios y troceados en rodajas de unos dos centímetros.
   - La berza limpia y troceada.
   - El bróculi, el romanescu, las coles de bruselas y las alcachofas se ponen enteras, sin trocear.

La cocción al vapor
    Ponemos, primero, unos 700 ml de agua en la olla, luego la cesta con la verdura y, finalmente, se cierra la olla con la tapa, pero sin válvula.
   Seguidamente se pone la olla al fuego, a ser posible en una cocinilla que colocamos fuera, en un balcón o terraza (para no meter olores y vapores dentro de la casa). Cuando sale vapor por el orificio,se pone el fuego lo ás bajo posible, dejándolo cocinar entre 30 y 40 minutos.
   El vapor cocina la verdura y la "lava" de componentes pejudicales que producen gases en la digestión. Se eliminan en parte con el vapor y en parte quedan en el agua después de la coccíón en el caldo de la verdura. Al final, tendremos unos 350 ml de agua.

Los resultados
   La verdura queda muy bien cocinada al vapor. Basta aliñar ligeramente a gusto de cada cual con un poco de sal, o alguna hierba aromática y aceite de oliva virgen y un poco de limón...Así que feliz degustación, feliz digestión y buen provecho.


   
   
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario