SIN INTERMEDIARIOS. POR UN COMERCIO JUSTO.

"...Cuando me preguntan si soy agricultor,siempre contesto que soy un hombre que no solo cultivo, sino también observo, me preocupo e intento dar armonía a mi entorno y que todo ello, me lleva con mi esfuerzo creativo a sacar frutos de mi huerta, sin mermar la fertilidad de la tierra y de proporcionar productos que contribuyen a la salud de los demás, sin contaminar la tierra, el agua, el aire que nos son esenciales, modelando la belleza del paisaje, alimentando el cuerpo y el espíritu. Sí, agricultor soy... De ahí nace Bobalén ecológico".

lunes, 20 de mayo de 2013

Buenas condiciones en la plantación

Semillero propio de lechugas para transplantar



   Es tiempo de siembra y plantaciones por eso os voy a dar una serie de consejillos, porque en cuanto a que mientra mejores condiciones tengamos en la plantación, mejor desarrollo y crecimiento tendremos en las plantas y sois muchos lo que os acercáis al puesto y me decís que estáis cultivando un pequeño huerto.

   Es decir que para conseguir un cultivo sano durante todo su ciclo debemos proporcionarle un desarrollo armonioso, y la plantación es el inicio y la fase más delicada de la vida de una planta. Si la hacemos mal, las pérdidas pueden ser importantes. Son conceptos muy básicos que merece la pena aplicar, ideas clave o recomendaciones para que las plantas queden instaladas en las mejores condiciones.

- Un buen comienzo es elegir variedades adaptadas localmente, más resistentes.

- Plantad en una tierra con la suficiente temperatura para favorecer la germinación. Cuanto más corto es el ciclo de desarrollo de la planta, menos tiempo tienen para actuar las plagas o enfermedades.

- Para una mayor resistencia de la planta hay que conseguir un abonado equilibrado, sobre todo que no se exceda en aporte de nitrógeno.

- En período soleado mejor efectuad el transplante al atardecer, es estrés será menor.
- Respetad las distancias de plantación. La plantación en tresbolillo permitirá que tenga mejor aireación y más luz.

- Sembrad directamente o utilizad plantas sanas y vigorosas. Las plantas jóvenes enraízan mejor, vigilad que la planta esté un poco endurecida y con sistema radicular denso.

- El cepellón deberá estar húmedo. A raíz desnuda ayudaría aplicar un embadurnado con barro de tierra arcillosa, y en cepellón ayudaría mojarlo en agua enriquecida con algas marinas, la cantidad podría ser 100 g por litro de agua.


- El cuello de la planta no deber quedar enterrado anormalmente. La profundidad dependerá de las especies. Lechugas, apios, y fresas deben colocarse con  el tallo a ras de tierra, en cambio tomates, puerros, pimientos pueden enterrarse más profundamente sin problemas hasta las primeras hojas, pues esa parte se blanqueará o emitirá raíces.

- A fin de limitar el marchitamiento de la planta justo después del trasplante (debido a una evaporación excesiva del agua de sus tejidos), a veces conviene reducir las hojas cortándola en torno a un tercio. Las raíces se recortarán también a 1 cm del cuello de la planta cuando se trata de plantas a raíz desnuda, se suele hacer con puerros, cebollas...

- Disponed la planta bien vertical para asegurar un desarrollo equilibrado.

- Antes de poner el acolchado, donde irá la plantación, debemos asegurarnos de que la tierra esté húmeda.

- Después de la plantación vigilad que el riego sea copioso alrededor de las plantas. Un error del riego en la plantación es difícil de reparar y compromete el arraigo. Se trata de ayudar a la planta a instalarse. 

- Asegurarse de que las plantas han agarrado bien antes de prescindir de las que tenemos en el vivero para sustituirlas




No hay comentarios:

Publicar un comentario