SIN INTERMEDIARIOS. POR UN COMERCIO JUSTO.

"...Cuando me preguntan si soy agricultor,siempre contesto que soy un hombre que no solo cultivo, sino también observo, me preocupo e intento dar armonía a mi entorno y que todo ello, me lleva con mi esfuerzo creativo a sacar frutos de mi huerta, sin mermar la fertilidad de la tierra y de proporcionar productos que contribuyen a la salud de los demás, sin contaminar la tierra, el agua, el aire que nos son esenciales, modelando la belleza del paisaje, alimentando el cuerpo y el espíritu. Sí, agricultor soy... De ahí nace Bobalén ecológico".

domingo, 17 de marzo de 2013

La leche ecológica, más cardiosaludable



   Esta es una de las conclusiones del estudio titulado "Análisis comparativo de ácidos graso y CLA de la leche de vacuno procedente de explotaciones con manejo convencional y ecológico" que durante dos años analizaron comparativamente 15 granjas de la costa norte de España. las investigadoras del CIFA de Cantabria Ana  Villar y Margarita Barrachina en colaboración con Gregorio Salcedo (IES La Granja de Heras) han sido las responsables de analizar 5 granjas ecológicas acogidas acogidas al Reglamento de agricultura ecológica, 5 convencionales de manejo extensivo (seleccionadas por su manjeo lo más similar al de las ecológicas) y 5 convencionales de manejo intensivo, esto es, animales siempre estabulados y manejados para la alta producción.

   Cuando preguntamos a Ana Villar, ¿ahora sí podemos decir que la leche "Eco" es más sana?, nos responde que "debido a su mayor contenido en ácidos grasos poliinsaturados, en Omega 3 y ácidos grasos conjugados del Linoleico (CLA), se puede decir que el perfil lipídico de la leche ecológica es más cardiosaludable que el de la leche de granjas convencionales. Esto en general, y especialmente con respecto a la leche obtenida en ganaderías intensivas". Según el estudio está aceptado científicamente que el consumo de ácidos grasos del grupo Omega 3 "reduce el llamado colesterol malo, aumenta la vasodilatación arterial, y se le asocian propiedades anti-trombóticas y anti-carcinogénicas".

   La clave de esta diferencia "radica en la alta ingesta de pasto, frente al consumo de otros forrajes y pienso, y su consumo en fresco (en pastoreo), frente al consumo de forrajes conservados (henificados y ensilados". Sin embargo, apunta Villar, "las diferencias en los contenidos de ácidos graso totales entre la leche convencional y ecológica no son muy relevantes". Mientras las convencionales presentan unos contenidos medios anuales de 3,65% en proporción de grasa, las de producción ecológica tienen el 3,38% respecto al ESM (Extracto Seco Magro, la suma de todos los sólidos de la leche a excepción de la grasa), estamos hablando de valores medios del orden del 8,6% en la convencionales frente a 8,4 en las ecológicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario