SIN INTERMEDIARIOS. POR UN COMERCIO JUSTO.

"...Cuando me preguntan si soy agricultor,siempre contesto que soy un hombre que no solo cultivo, sino también observo, me preocupo e intento dar armonía a mi entorno y que todo ello, me lleva con mi esfuerzo creativo a sacar frutos de mi huerta, sin mermar la fertilidad de la tierra y de proporcionar productos que contribuyen a la salud de los demás, sin contaminar la tierra, el agua, el aire que nos son esenciales, modelando la belleza del paisaje, alimentando el cuerpo y el espíritu. Sí, agricultor soy... De ahí nace Bobalén ecológico".

jueves, 23 de febrero de 2017


                       "JUANILLO"

   Aquel día, lluvioso y gris ," La Coracha"  no pudo mostrarse en todo su esplendor,  Juan no se encontraba bien. A punto de cumplir 74 años era un hombre lúcido, un autodidacta culto y educado. Con la vista de uno de sus ojos un tanto dañados por la operación, no había perdido un ápice de curiosidad por los inviernos y por las estaciones y en la huerta se movía con delicadeza y maestría entre los charcos, de pelo blanco inmaculado, austero y pulcro en el vestir, su cuerpo delgado parecía hacerse más ligeros por momentos.

   Si yo hubiera leído en el tiempo habría sabido por qué la finca se mostraba un poco melancólica: Quién tanto amor le daba se estaba despidiendo. O tal vez no fue así. Juanillo, como se refería así mismo tenía lo que se dice una mala salud de hierro y superaba las crisis sanitarias  con homeopatía, tratamientos naturales, haciendo una vida sencilla y una comida frugal y ecológica.

   Conocía a Juan, desde la infancia, pero mi acercamiento a él, fue cuando yo tenía unos 16 años. En aquellos primeros años, si alguien quería saber algo sobre alimentación saludable, agricultura ecológica, solo tenía que acercarse a "La Coracha" y Juan siempre estaba abierto a recibir a gentes en su huerta, que era un crisol de frutales y hortalizas....Orgulloso les mostraba los frutales que los acompañaban desde su infancia, fue en esa época donde creció mi interés por la tierra y por la forma de hacer de sus gentes, una ciencia "omitida" que pasaba de padres a hijos.

 De Juan aprendí a amar las variedades antiguas, esas que todavían contiene el sabor, el aroma y la textura que creemos perdidos pero que mantenemos vivo en algún rincón de nuestra mente, y que al degustar oler o palpar una nos retrotae en el tiempo: bien a nuestra infancia, bien a nuestros abuelos o bien a un pasado auténtico.

   Su huerta era un libro abierto en la que él llevaba a la práctica casi todo (esto también lo aprendí de él). Era un bello vergel lleno de sorpresas y cada rincón tenía su historia, una meditación. Él no era un catedrático. Sus charlas podían ser somnolientas por el tono de voz bajo,profundo, pero no tenían desperdicio. Podían entusiasmar al que estuviera abierto y agriar a quienes tuvieran intereses científicos, económicos, docentes o de representación. Lo que más me gustaba es que él no se consideraba en sí mismo un maestro que enseña, sino alguien que da testimonio. Fue el primer agricultor de la zona en no aplicar herbicidas, en utilizar plantas para curar otras plantas, fue el primero que me definió cuando  le pregunté Que era agricultura

   - "Agro, es campo, cultura es culto. En la antiguedad -Joseíto- en el culto se ofrecían sacrificios a los dioses. En la agricultura el sacrifico es es sudor de nuestra frente. Luego para ser agricultor hay que saber meditar, respetar y mirar con la sencillez. Si destapas cada palabra ahí está todo el problema de la agricultura. Y que sepas, Joseíto que el agricultor debe llevar tres prioridades en su trabajo: Salud, hermosura y perennidad."

Salud: para el suelo, para las plantas y para las personas
Hermosura: No esos campos solo de olivos, sino que haya vegetación diversificada.
Perennidad: Dejar para los hijos una agricultura más rica de la que hemos recibido.

   Ese era Juanillo, agricultor y "dador de testimonios" de la zona, maestro que influyó en mi manera de concebir una "agricultura limpia" con el que  compartí la emoción de aquellos paisajes rurales de "La Coracha" y que me hizo sentir, la presencia de la Naturaleza y que te llega al alma, descubrí oteando el horizonte,  el sonido del viento, del agua y de los pájaros  y sentí la belleza de las formas naturales presentadas a mí en formas de  hortalizas y frutales.  Me aleccionó para continuar con el amor al trabajo de colaboración con la Naturaleza y con el prójimo.

 Cada día está más presente conmigo en cada rincón de Bobalén y que puso en mí la semilla y  floreció,  y  que día a día fructifica con cada visita vuestra en el mercadillo o  con vuestros pedidos a domicilios, e-mails  y mil gracias por contribuir que la  buena semilla, la genuina,  esa que te da una  vida  llena de sabor y de autenticidad florezca día a día,  en cada rincón de Bobalén...Os espero este próximo domingo,  donde compartiremos en :





SABADO DÍA 25 DE FEBRERO: Parque Huelin (MALAGA)
DOMINGO DÍA 26 DE FEBRERO: Boulevard (CALA DE MIJAS)


Si no podéis asistir, ya podéis hacer vuestro pedido a través de bobalenecologico.es y la semana que viene os lo llevo...muy fácil y cómodo, y para cualquier encargo o reserva telf, 608251668,

                                          JOSE MARÍA

facebook: bobalenecologico

Escúchame cada martes con @ConchaMontes en el
programa @melo_marbella Marbella en la Onda, on line en 
ondacero.es/marbella y a través del 97.4 FM, programa "destripaterrones".     




No hay comentarios:

Publicar un comentario