SIN INTERMEDIARIOS. POR UN COMERCIO JUSTO.

"...Cuando me preguntan si soy agricultor,siempre contesto que soy un hombre que no solo cultivo, sino también observo, me preocupo e intento dar armonía a mi entorno y que todo ello, me lleva con mi esfuerzo creativo a sacar frutos de mi huerta, sin mermar la fertilidad de la tierra y de proporcionar productos que contribuyen a la salud de los demás, sin contaminar la tierra, el agua, el aire que nos son esenciales, modelando la belleza del paisaje, alimentando el cuerpo y el espíritu. Sí, agricultor soy... De ahí nace Bobalén ecológico".

jueves, 6 de octubre de 2016

LAS RAÍCES

                                                LAS RAÍCES

   Nací en pleno campo. En medio del secano, entre lomas, tierras de cultivos donde olivos, naranjos y frutales fueron compañeros. Tierras modelada por la acción del campesinado de la zona y por el ganado de pastores,. Personas  que por entonces podían subsistir, sin perder su dignidad del oficio que aprendieron y que quisieron transmitir a sus futuras generaciones. 




 Hasta donde alcanza mi memoria siempre he encontrado la inspiración en la infinita aridez del paisaje rural, no idílicos,  pero el ocre de los atardeceres del final de verano en contraste con el azul infinito del paisaje me subyugaba y desde mi pequeño altozano de Bobalén, observaba aquella línea de sierra  infinita dónde soñaba e imaginaba otros campos, otras gentes y otras formas de hacer. Me imaginaba grandes ríos con su música del rodar entre las piedras, esos ruiseñores de ribera relajando las mentes y llenando el espíritu de las personas que en algún fresno descansaban o veían pasar la vida.. Te hace pensar. Te llega. La agricultura, el escribir sobre ella, sobre sus gentes es la forma que tengo de expresar mis emociones.


   Emoción por recordar a personas que algunos están y otros no están, pero de los cuales, seguramente,  no aprendí nada de finanzas, de negocios, ni de como funciona un blogs, ni webs...pero que fueron capaces de inculcar a las generaciones venideras valores como la solidaridad, la lealtad, el respeto, y el amor sobre la tierra y al trabajo al aire libre. Hoy sólo tengo que cerrar los ojos para revivir lo que de niño y de adolescente y que con tanto entusiasmo conocí de manera natural,disfrutaba de la vegetación, de la fauna, del agua del arroyo de unos campos pleno de vida y naturaleza, con aquellas personas participaba  en todas las actividades diarias que formaban parte de una vida autosuficiente. Se cuidaban animales, ordeñaban vacas y ayudaba a fabricar quesos y mantequillas, a hacer pan y a "castrar" colmenas.


    Recuerdo que la casa de mi familia, siempre atrajo a muchas personas interesantes y recuerdo que bajo la parra que en todas casas de campo había por entonces,  se divertían como trabajaban. Si eran pocos y tenían una tinaja de vino medio bebible y se había hecho el trabajo del día, aquello era una fiesta. Los recuerdos de mi niñez giran en torno a estas ocasiones, así como a mis padres, que eran enérgicos, divertidos y hospitalarios. Su manera de hacer y de sentir hizo que todo el mundo se sintiera acogido y una parte importante de la familia ya fuera cantando, bailando o contando anécdotas. Fue una vida divertida que valió la pena.





   José y Josefina desarrollaron una filosofía y un estilo de vida práctico del cual yo bebí y que ahora desde mi óptica de ciudadano  de una sociedad convulsa, estresante y desechable que hemos creado nosotros mismos observo como su manera de actuar y de vivir simple, llana y sin grandes alardes fue la raíz para construir lo que hoy soy. Cada uno de ellos aportó  muchos años de experiencias y habilidades que complementaron perfectamente el uno al otro. José siempre, de pequeño había trabajado de pastor y agricultor, en el campo, tenía una amor hacia la tierra y hacia las labores ecológicas al aire libre Josefina, tenía una afinidad natural con este estilo de vida. Era, además eminentemente práctica, intuitiva y sensible, y trabajó con tenaz determinación para superar las dificultades, que fueron muchas para sacarnos a mí y a mis hermanos adelante.

   
   Soy un campesino autodidacta, siempre buscando nuevos cultivos, nuevos sabores y nuevas técnicas, pero sin olvidar la base de la ciencia, de una filosofía y un estilo de vida de la  cual bebo. Un día me topé con usted o contigo en un mercadillo ecológico y  apareció una pluma inesperada. No soy el primero que escribe sobre esto, pero puedo ser de los primeros que cada jueves o viernes entro en su casa en forma de correo electrónico...No para molestar, no para convertirme en un simple correo comercial sino para intentar unir campo y ciudad, unir esos sabores y recuerdos que se encuentran en algún rincón de su mente y que le evoca a aquella infancia, a aquellas personas y a aquel tiempo en que existíamos en el origen. Existíamos en la madre.

    Intentar contagiar a cada uno de vosotros el entusiasmo por la labor que realizo y que vosotros recibís en forma de cesta o en cada mercadillo los productos ecológicos que con que gran cariño extraigo de la madre tierra...





   Hoy viendo atardecer bajo el algarrobo de no se cuantas historias, de no se cuanto legado y perdiendo mi vista sobre la aridez del paisaje rural con el rojo del horizonte,  me conmueve todo lo aprendido en estas tierras: algo de agricultura ecológica, de paisajes agrarios, de cultivos ecológicos, un poco de meteorología, pero si bastante de saber  que es lo realmente importante en la vida y es cuidar nuestro planeta en compañía de los nuestros, respetar todas las criaturas que cohabitan con nosotros y, mientras lo hacemos, debemos vivir una vida buena,solidaria, apasionada,  sana, trabajadora, y nunca dejar de celebrar nuestras cosechas y la belleza de este mundo....JOSE MARÍA...


   Muchas gracias a todos por vuestro emails y mensajes, y dar las gracias y la bienvenida especialmente a todas las personas que se acercaron este pasado domingo a mi puesto en el ecomercado inagurado este pasado domingo en el Rincón de la Victoria, por su cariño, amabilidad y sonrisa contínua conmigo....





                          OS ESPERO ESTE FÍN DE SEMANA:


SABADO DÍA 8 DE OCTUBRE:PASEO REDING, MÁLAGA

DOMINGO DÍA 9 DE OCTUBRE: NO NAY MERCADILLO ECOLÓGICO






Escúchame cada martes con @ConchaMontes en el
programa @melo_marbella Marbella en la Onda, on line en
ondacero.es/marbella y a través del 97.4 FM     






   

No hay comentarios:

Publicar un comentario